Una historia sobre el deterioro de las relaciones humanas en un entorno laboral competitivo y hostil

La novela de Antonio Tabares muestra como una gran empresa multinacional que se ve sacudida por el suicidio de tres de sus empleados. Desde la sede central, la compañía envía a una directiva, Sofía Cuevas, para llevar a cabo una investigación interna que trate de aclarar lo sucedido. En sus encuentros con los trabajadores va descubriendo un ambiente laboral enfermizo: una forma patógena de gestión donde el individuo queda relegado a un papel insignificante y la única prioridad es la cuenta de resultados. Pero, ¿hay algo más? ¿Cuáles son las verdaderas razones que llevan a un hombre a quitarse la vida en su puesto de trabajo?

Se trata de una obra sobre el deterioro de las relaciones humanas en un entorno laboral competitivo y hostil de la que, al margen de Maribel Verdú (que estos días ha finalizado el rodaje de «Felices 150» a las órdenes de Gracia Querejeta), no se ha desvelado el resto del reparto.