SE HA BUSCADO UN ESPECTÁCULO MÁS EMOTIVO QUE LOS MONTAJES DE LONDRES Y NUEVA YORK

Un elenco de jóvenes artistas, en su mayoría debutantes, dan vida a los personajes de la exitosa película de Disney, protagonizada por Troy, Gabriella, Ryan y Sharpay. Las vacaciones de Navidad unen en un karaoke a Troy (Daniel Diges), estrella del baloncesto de su instituto, y a Gabriella (Macarena García), la nueva de la clase. Son dos adolescentes que no tienen nada en común, excepto su pasión por la música.
Sobre el escenario, están representados todos los roles: el más gordito de la clase, las animadoras, la empollona, el guaperas, el divertido, la nueva, la pija, los profes… Todos ellos encarnados por artistas de entre 16 y 22 años (excepto Diges que tiene 27). «Prefiero jóvenes sin experiencia a talento y divismo», señaló hoy Del Mastro, durante un descanso en los ensayos.
El director artístico Ariel del Mastro explica que si bien la versión teatral que llega ahora a Madrid es «una réplica» en español de los mismos montajes que se han presentado en inglés en EE.UU. y Gran Bretaña, el espectáculo que se verá en Teatro Lope de Vega es «más emotivo, más ibérico, más cercano a lo latino».
«Amor, deseos, sueños, la música, el baile y el deporte» son los temas que están en este musical, que llega a la Gran Vía madrileña después de haber pasado por ciudades como A Coruña, Valladolid, Alicante, San Sebastián o Santander, y que tras su paso por la capital recalará en Santa Cruz de Tenerife, Valencia, Barcelona, Cádiz y Oviedo, entre otras citas.