La actriz acaba de estrenar en Broadway «Historia de un piano número 4»

«Hay mucho humor y alegría, pero secos muy secos», recuerda. Su rol legendario en «Chicago» (por el que ganó su segundo Tony) y el tercero más largo en cartel recuerda: «Fue una experiencia mística. Hubo enorme química entre los miembros del reparto. Estábamos felices y no hubo ni un error. Con su director, Walter Bobbie se volvió a encontrar en 2012 en la producción de «La edad de oro» en el Manhattan Theatre Club.

Su siguiente proyecto televisivo será una comedia musical de 30 minutos dirigida por el realizador de «30 Rockefeller Center» Dan Scardino y libreto de David Javerbaum, de Daily Show de Jon Stewart es una producción sin título toavía pero reveló que el proyecto, producido por Amazon Studios, la presenta como una periodista con unn acento raro y gusto por las palabrotas y números musicales.

Su carrera es una búsqueda de la diversidad en cine y teatro y quiere que el estreno sea memorable. Es una bendición como artista expresarme por baile, diálogos o canciones de maneras diferentes. Tomo vitaminas todos los días y trato de respirar bien. Los artistas necesitamos expresarnos»