RUSIA ES EL PRIMER CONSUMIDOR DE CINE FRANCÉS DEL MUNDO, MIENTRAS QUE ESPAÑA OCUPA LA SÉPTIMA POSICIÓN

Las películas franceses comercializadas en el extranjero
durante el 2007 han sido vistas por un total de 57 millones de espectadores (53,7
millones de entradas vendidas), según ha anunciado Margaret Menegoz,
presidenta de Unifrance. El año pasado fueron 292 las películas estrenadas en
al menos un país del extranjero, alcanzando una recaudación total de 270 millones
de euros. Estos datos suponen un descenso con respecto al año anterior, cuando
se registraron 62 millones de espectadores, y aún más con respecto al 2005, que
marcó el récord de 75,1 millones.

En cuanto a las películas que mejor aceptación tuvieron el año
pasado, se destaca «Arthur y los Minimoys”, de Luc Besson con 9 millones de
espectadores. Siguen «La vida en rosa”, de Olivier Dahan (4,5 millones) y «Taxi
4”, de Gérard Krawczyk (4,2 millones). Siguen la película colectiva «Paris je
t’aime” (1,9 millones), «2 días en Paris”, de Julie Delpy (1,6 millones

Europa continua siendo la zona geográfica con mayor difusión
de cine francés, con un 61% del total de espectadores durante el 2007, según ha
revelado Unifrance. Esta marca mejora los datos del 2006, cuando el mercado
europeo supuso un 48,5%. Una de las causas de esta subida se encuentra en los
países de Europa del Este. Así, Rusia se ha convertido en el primer consumidor
de cine francés del mundo, con 7,3 millones de espectadores mientras que
Polonia se coloca en el 9° lugar con 1,93 millones.

Alemania, en tercer lugar detrás de los Estados Unidos,
sigue siendo un bastión de las películas francesas con 5,8 millones de entradas
(8,7 en 2006). España desciende a la quinta posición con 3,6 millones de
entradas (4,2 el año anterior), seguida por Italia que se estabiliza en los 3
millones de espectadores. Pero la gran sorpresa la reserva el Reino Unido, que
asciende al séptimo puesto con 2,8 millones de entradas (1,6 en 2006).

Sin salir de Europa, después encontramos a Bélgica (2,4 millones
de espectadores contra 3,4 en 2006), Suiza (cerca de 970.000 entradas) y
Austria (alrededor de 745.000). En cuanto al resto del mundo, destacamos la
cuarta posición de México (3,7 millones de espectadores), el décimo de Brasil (1,75
millones de espectadores) y las dificultades en Asia, en particular en Japón (1,2
millón de entradas).