«The Time Traveler’s Wife», de Robert Schwentke, inaugura el certamen galo el 4 de septiembre

Y otro asiduo del certamen que celebra la amistad histórica y cinematográfica franco-norteamericana, Richard Linklater, estrenará «Me and Orson Welles», una historia situada hacia 1937 cuando en Nueva York un joven Orson Welles ensayaba una producción teatral de «Julio César». Linklater lo hace a través del personaje de Samuel, un estudiante adolescente que logra un papel en el reparto de la obra. A través de sus ojos, seremos testigos de su debut en Broadway, sus amores en brazos de la mujer madura y el descubrimiento del lado oscuro del genio. El protagonista es Zac Efron, en franco intento de romper con su imagen de eterno estudiante de instituto. En el notable reparto, Claire Danes, Christian McKay, Ben Chaplin, el siempre eficiente Eddie Marsan y Zoe Kazan. Y sin duda, otro evento lo constituye el regreso de Steve Soderbergh con «The Informant!», protagonizada por un Matt Damon casi irreconocible, con sobrepeso y bigotón. Damon se convierte en Mark Whitacre, un anodino trabajador de la industria agrícola que sueña con servir de espía para el FBI. Completamente el reverso de la moneda de Jason Bourne, el espía de moda. Y en la Sección «Uncle Sam’s Docs» («Los documentales del tío Sam»), se acaban de anunciar nuevos títulos, basados en sendas personalidades reales: Muhammad Ali. En «Facing Ali», de Pete McCormack, en el que hasta diez de los contrincantes que pelearon con el triple campeón del mundo se confiesan a la cámara en un documental concebido como un gran homenaje. Otro nuevo documental recién anunciado para la sección es «Disturbing the Universe», las hermanas Sarah y Emily Kunstler tratan de averiguar la personalidad de su padre, el abogado William Kunstler, un personaje clave en la lucha por los derechos humanos del pasado siglo. Sus hijas tratan de descubrir la verdadera personalidad de su progenitor: de clase media baja a abogado del movimiento por las libertades civiles hasta convertirse al final, en el abogado más temido y odiado de los Estados Unidos. Y finalmente, cada estrella que este año será homenajeada -Harrison Ford, Robin Wright ex Penn, el desaparecido director Robert Aldrich, los hermanos Zucker y Andy García- serán objeto de sendas proyecciones -de cinco títulos emblemáticos, cada una- en el Morny Club Theatre, situado en los bajos del Casino. Noches memorables, sin duda. Andy García además, se someterá a un encuentro con el público en el que hablará de sus diversos logros como actor, director, productor y músico. Aunque no está previsto, quizá conceda algún concierto inesperado. porque como su son, no hay dos. La 35 edición del Festival de Cine Americano de Deauville se celebrará del próximo 4 al 13 de septiembre.