Domingo Corral, Gonzalo Salazar-Simpson, Jorge Sánchez-Cabezudo, Juan Carlos Tous, Mª Luisa Gutiérrez, Teresa López, Diego Rodríguez y Carlota Navarrete han abordado la influencia de las plataformas y la evolución del VOD

La primera mesa redonda, que contó con Domingo Corral, director de ficción original de Movistar +; Gonzalo Salazar-Simpson, productor y director de la ECAM; Jorge Sánchez-Cabezudo, director, guionista y productor; y Mª Luisa Gutiérrez, productora y moderadora de la jornada, abordó el desembarco de nuevas plataformas en el audiovisual español como productoras de contenido propio, el riesgo creativo, la democratización de la creación audiovisual, el Big Data, las nuevas formas de consumo del espectador y las oportunidades para los productores en este nuevo escenario, entre otros temas.

«Lo que es una realidad es que la mayoría de la población no tiene acceso a toda la oferta de cine en España, salvo los que viven en Madrid y Barcelona, muchas películas no llegan a las salas», explicó Corral sobre el sistema de ventanas actual. El director de ficción original de Movistar + celebró la llegada a nuestro país de plataformas internacionales como Netflix y HBO. «A las buenas empresas la competencia nos hace mejores. En Movistar + queremos trabajar con el mejor talento. No digo que estoy tranquilo, porque los millones de dólares que invierte Netflix a nivel global son mucho mayores que los 70 millones de euros que hemos invertido nosotros en producción propia, pero sí que prefiero este escenario a uno en el que estamos solos», aseguró.

Salazar-Simpson atajó la polémica que abrió el Festival de Cannes sobre qué es cine. «Nadie cuestiona que un libro, sea en tapa dura o tapa blanda, sea un libro y sin embargo, lo hacemos con el cine. Creo que habrá que ordenar el contenido en torno al metraje, no respecto a dónde se ve», desgranó el productor, que aplaudió que «nunca hemos tenido un mecanismo de distribución para la cultura española tan rápido y barato» y señaló los desafíos para las distribuidoras y los agentes de venta porque «ahora aparece un solo distribuidor para numerosos territorios que nos simplifica las cosas a los productores».

Por su parte, Sánchez-Cabezudo reivindicó el «enriquecedor» trasvase de profesionales, creadores e historias entre cine y televisión en nuestro país y advirtió sobre los peligros y las virtudes de las nuevas plataformas en la relación creador-espectador. «Permiten que los públicos sean más segmentados y que podamos llegar a esas parcelas, pero hay un momento en que el espectador va a ver exactamente lo que quiere ver y eso es un peligro. Hasta ahora los creadores lanzan las ideas y el público la recoge y las reconvierte. Pero no podemos convertirle en un niño caprichoso que decida narrativamente», manifestó.