«The Revenant» será una historia de supervivencia y venganza un trampero de pieles del siglo XIX

Iñárritu, el «Negro», como sus amigos conocen al cineasta chilango, está próximo a estrenar (el 17 de octubre) su más reciente trabajo en EE.UU., «Birdman», filmado en un teatro neoyorquino.

DiCaprio, recientemente nominado a los Oscar como mejor actor por «El lobo de Wall Street» ha dejado su traje de marca y se ha unido al proyecto del cineasta mexicano, conocido por producciones como «Amores perros», «Babel» o «Biutiful». «The Revenant» es una historia de supervivencia y venganza en la que un trampero de pieles en el siglo XIX resulta herido por un oso pardo, y los hombres que supuestamente deberían ayudarle le roban y le dejan moribundo pensando en que morirá pronto. Sin embargo, logra por sus propios medios primero, y después, con la ayuda de unos indios, sobrevivir a sus heridas y recuperarse. Le ayuda su obsesivo deseo de venganza. En la obra original, la novela de Michael Punke: «The Revenant»: a novel of revenge» el personaje del trampero, llamado Huge Glass (que existió realmente) es capaz de reencontrar a quienes le traicionaron, pero finalmente les perdona la vida.
Mark L. Smith e Iñárritu se han encargado en conjunto del guión. El rodaje de la película se llevará a cabo en septiembre y el lanzamiento se prevé para el otoño de 2015 a través de un acuerdo de distribución entre New Regency y la Fox (que participaron también en «Birdman»), según ha comunicado el director general y consejero delegado de la primera agencia Brad Weston.
DiCaprio, de 39 años, fue candidato al Oscar al mejor actor por «El lobo de Wall Street», premio que le fue arrebatado por su compañero de reparto en la misma película, Matthew McConaughey, por su interpretación de avispado enfermo de sida en «Dallas Buyers Club». Recientemente también veíamos al astro italoamericano en «El gran Gatsby» y «Django desencadenado».
El proyecto de «The revenant» estuvo durante años en manos de Warner Bros. El primer intento de adaptar este western que se desarrolla en la frontera entre EE.UU. y Canadá al cine fue de Park Chan-Wook y tenía a Samuel L Jackson como protagonista, y luego se habló de John Hillcoat («The road») tras la cámara y Christian Bale ante ella.