Living Structures desarrolla esta narración utilizando impactantes efectos visuales, un depurado lenguaje poético y una música magnética y original

Para la obra, en las Naves del Español de Matadero de Madrid, debido a la peculiaridad del montaje, se recomienda a los espectadores que acudan con calzado y vestimentas cómodas para poder disfrutar del «teatro de inmersión”. No hay butacas, el público participa activamente durante la función. También ruegan que lleguen a la sala con suficiente antelación para dejar sus pertenencias en el guardarropa y prepararse adecuadamente para la misma.
En la novela de Melville, el ansia de venganza del Capitán Achab le conduce a una vendetta salvaje contra un fantasma líquido en forma de gigantesca ballena blanca. La mayor parte de la tripulación le sigue ciegamente, pero algunos, intuyendo la tragedia, cuestionan las motivaciones de su patrón, y sus actos. «Leviathan» conduce al público a una aventura física y espiritual, metafórica y literal.
Envuelto por la acción desde el comienzo, el público se coloca en el papel de marineros contratados para unirse a la tripulación a bordo. Juntos, público y actores, son testigos de cómo Ishmael, superviviente, emerge del océano para contar su historia. A partir de ese momento los acontecimientos se desencadenan y el público revive aquella aventura, y siente en sus labios el sabor de la sal, del ron y de los sueños hundidos en el mar.