Le han condenado a 30 días de trabajos comunitarios y 18 meses de terapia psicológica

La estrella de «Liz and Dick» estrelló su coche en la autopista de la costa del Pacífico mientras se dirigía a un rodaje. Y una sentencia obligatoria la obligaa 5 días en la cárcel en su nativo Nueva York.
En 2011 violó la condicional robando un collar y condenada a 180 días de prisión, de los que se libró de milagro. Además, debe evitar estar con yonquis y debe someterse a pruebas sorpresivas. La actriz de «Chicas malas» dejó la sala del juez James R. Dabney con la prohibición de conducir.
Estará además en arresto domicliario por 30 dias y llevará una pulsera que detecta el uso de alcohol o drogas, SCRAM. Esto no es negociable. Los fiscales se quedaron de piedra ante la elección de ella. En la sala Lohan apreció cansada y superhinchada tras un vuelo desde Los Angeles. Llegó 48 minutos tarde tras un vuelo en un avión privado después de rechazar un vuelo comercial por «un escape de fuel». Pero le dió tiempo a cambiar de modelazos de negro a blanco y supertaconazos. Con gafas de sol, con cuatro mujeres policía y una legión de reporteros. Un fan le tiró confetti dorado.
El abogado Heller la recomendó brevedad «y luego te vas a surfear», lo que provocó una carcajada de la desgraciada. Después, otro avión privado rumbo a Los Angeles. Fue pagado por una compañía alcoholera que ella promocionó pagado por el señor Pink. Debía regresar a LA el sábado pero decidió quedarse en el club The Red Door con la banda City of the Sun.
Se dice que su madre, la vanidosa Dina, no la acompañó. Como siempre, su padre, el también vanidoso mamporrero Michael montó el número en la calle insultando al abogado. Y asegura que Heller no tiene licencia para ejercer en NY. Y un juez le acusó de desconocer las leyes californianas. Y contrató a otra firma legal, Wallin and Klarich, «queremos mantener la integridad de la causa». Ella no quería ir a rehabilitación, pero fue obligada.
Heller afirma que Lohan necesita rehabilitación aunque ella no quería. Documentos policiales revelan que los fiscales encontraron una botella con alcohol en el suelo del Porsche, «probablemente vino». Y se acusó a Heller de intentar que su asistente, Gavin Doyle, se autoculpara de conducir el coche siniestrado. Desde 2007 Lohan tiene problemas con sustancias, que ha destrozado su prometedora carrera.
Su regreso el pasado año con «Liz & Dick» fue un fracaso y todavía hay que estrenar «The Canyons», a partir de una narración de Bret Easton Ellis, junto al actor porno James Deen. este viernes 22 estrenará una comedia rodada con el imposible Rob Schneider, Michelle Rodríguez y Adrien Brody. Y el 12 de abril la comedia de terror «Scary Movie 5». Y además planea viajes a Dubai y Brazil para promocionar la cadena de batidos Millions of Milkshakes, según Sheeraz Hasan. Y conocerá familias reales para despues viajar a China y ayudar a niños pobres. «Es una chica fuerte que quiere borrar la negatividad y volver a actuar y viajar por el mundo».