UN MUSICAL DE PEQUEÑO FORMATO Y ESCASO VESTUARIO EN EL QUE OCHO HOMBRES CANTAN Y BAILAN TOTALMENTE DESNUDOS

La obra fue creada por Robert Schrock y con su título
original, «Naked Boys Singing!” ha sido representada en lugares como México,
Puerto Rico, Roma, Londres, Amsterdam, Ciudad del Cabo, Australia, Noruega,
Canadá y diversas ciudades de Estados Unidos.

¿En qué nos diferenciamos cuando estamos desnudos frente a
los prejuicios, el pudor, la muerte, el amor, las tradiciones…? ¿Somos tan
distintos en las cosas que sentimos cuando la ropa desaparece? «Cantando
desnudos!” se hace esas mismas preguntas desde los escenarios de cuatro
continentes y en decenas de países y lenguas. Más de 8 años después de que el
telón se levantara en Los Ángeles la obra sigue representándose en Nueva York
cada semana sin interrupción.

«Cantando Desnudos!” nace a finales de los noventa en
Estados Unidos a partir de la idea de su creador, Robert Schrock. 8 actores
abordan distintas situaciones en las que nos encontramos o sentimos desnudos en
la vida. El amor, la muerte, el pudor, las tradiciones, la obsesión por el culto
al cuerpo… en unas canciones que componen los autores Stephen Bates, Marie
Cain, Percy Hart, Shelly Markham, Jim Morgan, David Pevsner, Rayme Sciaroni,
Mark Savage, Ben Schaechter, Robert Schrock, Trance Thompson, Mark Winkler y
Bruce Vilanch y que los actores interpretan desnudos durante la práctica
totalidad de la obra.

Esta versión que ahora llega al Teatro Arlequín de Madrid, cuenta
con Máximo Hita como su máximo responsable. Junto a él un equipo de más de
treinta personas que han trabajado para poner en escena un musical de pequeño
formato, atrevido y provocador, sin dejar de ser divertido por encima de todo. «Cantando
desnudos!” es un montaje abierto a todo el mundo. El argumento huye de lo
grosero y lo sórdido y busca el sentido del humor.