LA TORMENTA PERFECTA QUE ASOLÓ LA COSTA ESTE ESTADOUNIDENSE SE VERÁ EN PELÍCULAS QUE PASARÁN POR DIFERENTES DOCUMENTALES

La irrespirable atmósfera en el bajo Manhattan fue suficiente para enviar equipos con cámaras. Dana O’Keefe, un ejecutivo de Cinetic Media dijo a The New York times: «Acudí a lomos de una Vespa y rodé desde F.D.R. Drive. Supe que tenía que rodar es un documental me crié allí, es toda mi vida. Me sentí como un alien».

Pero el documental de O’Keefe y otros cineastas llegarán a cines comerciales tras el desastre de Sandy, dado que lo han solicitado festivales de prestigio como Austin, Toronto, TriBeCa y San Francisco, que producen ya películas sobre la pesadilla, tres meses despues de los trágicos hechos. Las respuestas han sido rápidas gracias al rodaje digital. Un año despues del tsunami de Japón en 2011 se estrenaron en la Berlinale y en cualquier certamen importante Sin olvidar documentales televisivos acerca de Sandy.

El señor Kalina, que produce documentales y vídeos para no profesionales a través de su compañía en Filadelfia Mangrove Media ya produce un largometraje: «Hay tantas cosas que se pueden hacer para que la gente vea lo que ocurrió». Y reconoce que va a ser un taquillazo. otros se han enfadado: «Hay oportunidades para recibir donaciones económicas», ha declarado David Darg, que con su socio productor Bryn Mooser ha producido «The Rider and the storm» («El caballero y la tormenta»), centrado en un incendio catastrófico en Breezy Point, Queens, y un obrero luichando con las aguas sin control.

Darg ha dicho: «Antes realicé dos documentales sobre Haití («Sun City Picture House» y «Baseball in the Times of cholera»), vendidos a la BBC y CNN, ávidos de zonas de desastres, no sólo informativos sino también cadenas importantes de televisión. «Hay que mostrar el gran público estos desastres en zonas pobres y en sus pobres gentes, que lo pierden todo, y lo importante que es el dinero. Rodamos rápido, montamos rápido para televisión y donantes en Internet». Se estrenará en Sundance, pronto. «TriBeCa nació de un desastre y nuestros documentales, también», ha dico refiriéndose al 11 de septiembre. «Estamos en nuestra casa». Sharon Badal, director de segmentos de cortos, ha dicho que el paisaje fílmico está cambiando. «Los documentalistas pueden hacer obras que hacen que la gente responda a eventos globales. Un corto, siendo pequeño se hace al nuevo periodismo Y llegan más lejos que los informativos, pueden profundizar».

A su vez, Marcie Allen fue en su pequeña obra maestra «Beach 119», en el edificio Rockaways del barrio judío Queens. Una promotora musical, la señorita Allen quería volar desde Nasville a Nueva York un día despues de la tormenta. «No llegué, obiamente. Recibió un e-mail de un amigo, Issy Sanchez de 35 años: «No puedo escribir mucho. No tenemos energía, comida y pizza. Por favor, envien ayuda». Corrió a su jeep a llevar todo esto y cuando llegó no se imaginó que sería una película. Ella vivía en la calle Beach 119 en Queens, completamente destruído. Logró reunir 7.000 dólares en donaciones para generadores y teatros.
Su amigo, Nate Parienti, presidente de la compañía productora multimedia Live Alliance, sugirió hacer un documental. «Rodamos en un solo día fuera de TriBeCa y fuimos al festival South By Southwest. Por supuesto, todavía no sabemos cómo seré recibido. Queríamos hace una película sobre el surf, el cuidado del medio ambiente, semana santa, pero Sandy lo cambió todo».