«Inside Llewyn Davis», la historia de un músico en el Greencich Village de 1961 que inicia el desembarco de Hollywood en el Festival de Cannes

Un aire bohemio invade el Village en los años sesenta. Desde lo alto delas fachadas rojas hasta las pequeñas tiendas de comestibles, unas notas música folk suenan cada más fuerte. Son las notas de Llewyn Davis, un artista que sueña con grabar discos y llenar auditorios. Mientras tanto, duerme en el sofá de Jean y Jim, hasta el día en que consigue una audición con un gigante de la música.

La película narra la vida de un joven cantante de folk en el universo de Greenwich Village neoyorquino en 1961. Llewyn Davis está en una encrucijada. Con su guitarra a cuestas acurrucado contra el frio de un invierno implacable en Nueva York, el joven lucha por ganarse la vida como músico y hace frente a obstáculos que parecen insuperables – comenzando por aquellos creados por él mismo. Sobrevive gracias a la ayuda de sus amigos o de desconocidos a cambio de pequeños trabajos. De los cafés del Village a un club desierto de Chicago, sus desventuras lo llevan a una audición para el gigante de la música Bud Grossman – antes de volver al lugar de donde viene…

«Inside Llewyn Davis» es la versión cinematográfica de la historia de Dave Van Ronk, artista emblemático de Greenwich Village y líder pionero de la música folk. Se dice que fue él quien enseñó a un tal Bob Dylan los primeros acordes de guitarra. A través de la historia de Llewyn Davis se dibuja otro retrato, el del universo confidencial de la música folk en Nueva York en sus inicios. Al ser Joel y Ethan Coen los responsables de este retrato, es obvio que su visión del músico es todo menos convencional.

Para interpretar a este personaje, los hermanos Coen han elegido a Oscar Isaac («Che, el argentino», «Ágora», «Drive»), que aquí hace su primer papel protagonista. Junto a él, una Carey Mulligan con el cabello castaño se estrena en el canto e interpreta a la musa de Llewyn Davis. Mulligan, a quien suelen describir como «la nueva Audrey Hepburn», cuenta con los consejos de un artista confirmado en la materia, Justin Timberlake. El elenco lo completa el veterano actor John Goodman.

En la divertida rueda de prensa tras la protección, Joel Coen dijo con humor acerca del gato que aparece en la película: «En realidad la película no tiene trama, ni una verdadera intriga, por eso incluimos el gato. Si, ¡la película gira en torno al gato!». Su hermamo Ethan puso el acento en el reparto del filme: «El casting es sumamente importante. Cuando escribes un personaje que aparece en todas las escenas, el actor tiene que poder interpretar, comportarse como un músico y mantener esa interpretación a lo largo de toda una canción. Fue bastante difícil, hasta que encontramos a Oscar».

Oscar Isaac explicó su personaje del músico protagonista: «Es alguien sin suerte, que no está en el lugar indicado en el momento indicado. Actúa de manera un tanto destructiva. Busca la autenticidad y no era arribista y tiene un conflicto interior muy fuerte, entre el éxito y el fracaso». Precisamente sobre esto último habló también Justin Timberlake: «Hay muchas personas talentosas a las que nadie escucha. La suerte puede propulsar la carrera de cualquiera. Lo más importante es no dejarse acorralar por aquello que nos impide expresarnos». Por último, Carey Mulligan sobre su experiencia como actriz cantante dijo: «Me sentía muy nerviosa, así que nos reunimos y trabajamos en torno a la música, escuchamos música y tomamos ciertas decisiones. Joel y Ethan tienen un estilo que te hace sentir a gusto».