RICCARDO SCAMARCIO Y SUSANNA RONCONI DAN VIDA A LA PAREJA PROTAGONISTA

La película contará historia de un ex-comandante sirio que formaba parte de la organización armada comunista que da título a la cinta, que fue condenado a 30 años de reclusión por el homicidio del juez Emilio Alessandrini el 29 de enero de 1979.
El libro se centra en el día 3 de enero de 1982, cuando Sergio Segio asaltó la cárcel de Rovigo y liberó a su compañera Susanna Ronconi y a otras tres detenidas políticas. En el filme de Renato De Maria, el papel protagonista de Sergio está interpretado por Riccardo Scamarcio y el de Susanna Ronconi por Giovanna Mezzogiorno.
«La prima linea» está co-producida por Lucky Red. El proyecto obtuvo una subvención de 1,5 millones de euros del Ministerio de Cultura de Italia, que fue inicialmente bloqueada por el ministro Sandro Bondi, contrario a que dinero público se utilice para una película sobre el terrorismo que no cuenta con la autorización de los familiares de las víctimas.
La película, financiada asimismo por Eurimages, está coproducida por los hermanos Dardenne. «Habíamos leído y apreciado el guión. La confesión de Segio, exenta de trampas o narcisismo, me conmovió, pero lo que me convenció fue el encuentro con Renato De Maria. Por la primera vez, se puede ver y narrar una época reciente de la historia europea desde el punto de vista de un ex terrorista, que decidió mirar aquellos años sin condescendencia, cargándose el peso de cada una de sus víctimas”, ha declarado Jean Pierre Dardenne.