rechazan el playback y la música se interpretará en directo

En el acto de inauguración, en que fueron entrevistados por su amigo el director Noah Baumbach («Margot en la boda», «Greenberg», «Una historia de Brooklyn»), manifestaron que su próximo proyecto tendrá bemoles, pero que la música será interpretada en directo ya que su opinión sobre el playback, 20 años después, sigue siendo la misma. Y añadieron que quizá rodaran en Los Angeles, una perspectiva que tampoco les emociona aunque fue el lugar de su clásico «El gran Lebowski». Despejaron, sin decir nombres, qué tipo de reparto necesitarán. Joel dijo a este respecto: «En adaptaciones que hemos hecho, incluso usando los mismos actores que acostumbramos, son del tipo dialéctico y según el patrón del personaje de la adaptación. Pero, en este musical que estamos escribiendo no tenemos a actor o actriz alguno concreto en mente. Y ésto es inusual en nosotros».
Tampoco ofrecieron pista acerca de título alguno, ni otros detalles colaterales, pero a muchos les sonó a un proyecto similar a «Un hombre muy serio», por ser una historia original no escrita para actor o estrella concreto alguno. También parece que es su prioridad, dado que los proyectos de los que se había hablado -una secuela de «Barton Fink», «Old Fink», y una secuela de «Lebowski», pero a partir del personaje de Jesús (John Turturro)- no saldrán adelante. Con la mujer de Joel, Frances McDormand, que el domingo se hizo con un Tony de teatro, han escrito dos guiones para George Clooney, «Suburbicon» y «Hail Caesar», que están en el aire. Más detalles emergerán seguramente pronto.