EL MÍTICO GRUPO BRITÁNICO ESTARÁ EN EL ESCENARIO DEL PALLADIUM DE LONDRES HASTA EL 20 DE JULIO, CUYA FUNCIÓN SE TRANSMITIRÁ A TODO EL MUNDO

«Se trata de un homenaje prepóstumo con todo el baile y las risas que pueden esperar», ha dicho Terry Gillian en la presentación en el teatro londinense Palladium, junto a John Cleese, Michael Palin, Eric Idle y Terry Jones.

Los septuagenarios, que se convirtieron en los años setenta en un grupo de culto, han anunciado también la venta de 600 entradas más para las funciones, tras agotar las localidades para diez noches en el O2, con capacidad para 20.000 personas.

Un día antes de su regreso a los escenarios, los Monty Python adelantaron que el espectáculo mostrará la «reelaboración de sketches que no se habían visto antes, como la película «El sentido de la vida».

Esta nueva función vendió todas las entradas para esta primera noche en 43,5 segundos por lo que decidieron ampliar de la «función única» a las diez funciones que finalizarán el 20 de julio, con transmisión mundial en directo.

«Queremos decir adiós públicamente en un espectáculo mundial, porque no tendremos otra oportunidad», han manifestado, al tiempo que reconocieron que llevan «muy mal» la presión sobre la gran expectación que ha generado su reencuentro, aunque «no tienen miedo».

«A nuestra edad, la gente compra la entrada porque les gustas», ha apuntado Cleese, y ha asegurado que el efecto en el público será «enorme».
El grupo alcanzó fama con la serie de televisión «Monty Python’s Flying Circus» («El Circo Ambulante de los Monty Python»), un show de 45 capítulos con un humor absurdo cargado de ácida crítica social que la cadena británica BBC emitió desde octubre de 1969 hasta 1974. El éxito fue tal que los cómicos extendieron su humor a musicales, teatros y también el cine. Juntos filmaron cuatro largometrajes. El primero fue «Se armó la gorda» («Monty Python And Now For Something Completely Different»), una cinta anterior a su éxito televisivo que data de 1971 formada por diferentes y desternillantes sketches y dirigida por Ian MacNaughton.
Años después, ya con la popularidad en el bolsillo, estrenaron en 1975 «Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores» («Monty Python and the Holy Grail»), su particular y alocada visión de las aventuras del Rey Arturo y sus andanzas medievales dirigida por Terry Jones y Terry Gilliam. Cuatro años después, en 1979, vio la luz «La vida de Brian» («Monty Python’s Life of Brian») cinta dirigida por Terry Jones sobre un personaje que nace en Belén el mismo día que nació Jesucristo. Su último largometraje juntos fue «El sentido de la vida». Dirigida por Terry Jones y Terry Gilliam la cinta se compone de diferentes capítulos en los que relatan, con su peculiar visión, los momentos claves del ciclo de la vida. Esa cinta, estrenada en 1983 y que recibió el premio especial del jurado en Cannes, fue el último proyecto en el que los cómicos Monty Python trabajaron juntos. En 2009 recibieron un BAFTA honorífico por su contribución al mundo de la comedia.
Durante el tiempo que estuvieron separados, siguieron ligados al mundo del espéctaculo con carreras muy prolijas en el caso de John Cleese, el miembro americano del grupo («Un pez llamado Wanda», «Harry Potter y la cámara secreta») o Terry Gilliam («El imaginario del Doctor Parnassus», «12 monos», «Miedo y asco en Las Vegas») bastante exitosas.
Los cinco, con la gran ausencia de Graham Chapman, que murió de cáncer en 1989, han confirmado que mantienen la química que les hizo famosos en los sesenta y que seguirán trabajando hasta que puedan, pero han insistido en que el 20 de julio será su última actuación.