«(Salvatges) Home d’ulls tristos» EN LA SALA BECKETT

En la función, el doctor, agobiado por el calor del tren, baja antes de tiempo en el solitario andén de Nemünster del Lau. Allí le esperan los hermanos Flick (Pep Jové y Manel Sans), unos misteriosos personajes que le engatusarán con un lenguaje muy singular.
El lenguaje es, de hecho, uno de los rasgos más distintivos de este montaje de Klaus, cuajado de frase breves y cortantes, donde los personajes toman la idea iniciada por uno y la terminan dándole otro sentido.
Entre el 1 y el 9 de febrero la Sala Beckett también acogerá las funciones de Elèctrics, una obra de Pau Miró con dirección escénica de Glòria Balañà. Se trata de un monólogo que cuenta la historia de Agnès, una joven sin futuro que decide suicidarse. La encarnará la actriz Laia Martí, que con un lenguaje sencillo y directo interpela al público directamente en busca de respuestas sobre su infancia, su adolescencia y sus primeros pasos en el mundo de los adultos. Las dudas de Agnès estarán acompañadas de la música en directo de Lucas Ariel Vallejos, que tocará el bajo eléctrico, y por unas proyecciones que harán las veces de confesiones y de diario personal de la protagonista.