Basada en la novela de William Golding, narra como un grupo de niños aislados en una isla desierta, van sacando a relucir su lado más salvaje y menos racional

Este convenio también incluirá tareas de producción para Guadagnino y su socio, Marco Morabito. Desde 2017, cuando Warner recuperó los derechos de la novela, ha intentado llevar a cabo este proyecto. Hasta el momento, se han realizado solo dos películas que se basan en este libro: una en 1963 dirigida por Peter Brook y otra en 1990 dirigida por Harry Hook.

«El señor de las moscas» se publicó en 1954. Cuenta la historia de un grupo de niños que llegan a una isla desierta, tras estrellarse un avión. La ausencia de normas y limites hacen que los niños gobiernen la isla y a medida que va pasando el tiempo vayan sacando más a relucir su lado más salvaje y menos racional.

En 2017 cuando se recuperaron los derechos, se tenía la intención de cambiar al grupo de niños por un grupo de niñas, pero parece ser que esa idea ha sido finalmente descartada. Lo que buscan, en este momento, es desarrollar una historia que se mantenga fiel al texto, pero que tenga aires contemporáneos, aunque todavía no se sabría quiénes serían los guionistas.

Esta no sería la primer adaptación del director italiano, ya que en 2018 se estrenó el remake de la película de Dario Argento «Suspiria» para Amazon Studios protagonizada por Dakota Johnson y Tilda Swinton.

Luca Guadagnino se encuentra en preproducción en su miniserie de HBO «We Are Who We Are» y no se espera que se sumerja en ninguna película hasta que haya terminado de filmar ese proyecto. «We Are Who We Are» tendrá ocho capítulos, y ha sido definida por HBO como una historia de madurez sobre dos jóvenes estadounidenses que analizan «la amistad, el primer amor y todas las incógnitas de ser un adolescente. Podría suceder en cualquier lugar, pero en este caso, sucede que está en esta pequeña porción de Estados Unidos en Italia». En mayo, Guadagnino contó a Variety que los personajes principales son dos niños de 14 años, un niño y una niña llamados Fraser Wilson y Caitlin Harper. Los dos se acercan en medio de su grupo de amigos adolescentes, que piensan que son una pareja. Pero Fraser está experimentando sentimientos confusos sobre su identidad y desarrolla una conexión romántica inocente con un soldado de mayor edad.

En la preproducción de la serie surgieron problemas, ya que el Pentagono no aceptó ceder el escenario natural de su base militar de los Estados Unidos en Caserma Ederle, al norte de Italia, después de leer el guión. Por ello finalmente se rodará en un abandonado centro para inmigrantes en Padua, reconvertido en cuartel americano.