LA PELÍCULA, BASADA EN LA NOVELA HOMÓNIMA DEL ARGENTINO MEMPO GIARDINELLI, SE COMIENZA A RODAR EN ABRIL

Eduard Fernández, Emilio Gutiérrez Caba y una joven actriz aún pendiente de decidir, formarán el reparto del filme. La acción de la novela se desarrolla en tiempos de la dictadura argentina y sigue a un hombre que, tras estudiar leyes en Europa, regresa a su país, donde vivirá un apasionamiento desbordante que escapa a lo racional con una adolescente llena de sensualidad. En la pewlícula Aranda situará la historia en España durante la dictadura franquista.
La película se desarrollará en localizaciones de Madrid y Burgos. En ella se incluirá una imagen que a Vicente Aranda se le quedó grabada hace 38 años: el director fue uno de los 300 intelectuales que, durante el franquismo, se encerró en la abadía de Monserrat para pedir la absolución de los condenados en el proceso de Burgos. «Una persona que había estado en los interrogatorios me dijo que Mario Onaindía se puso a cantar el himno vasco y le siguió parte del público y de los condenados. Algunos de ellos dieron unos pasos y como el tribunal era militar se puso a la defensiva. Luego me he documentado, y ocurrió así”, recuerda.
Pero «Luna caliente» no va ahondar en el Proceso de Burgos, que solo será el telón de fondo de esta historia sobre un hombre que viola a una jovencita y ésta le pide más sexo, lo que desencadena en el alma de ambos una monstruosidad. Unos personajes llenos de sensualidad y erotismo: «El sexo me sigue interesando», dice el director. «Envejeces y pierdes fuerza, pero no el deseo. Sí, habrá escenas de sexo, pero iré con cuidado. Hace tiempo que quiero quitarme la etiqueta de pornógrafo, de erotómano, pero es inútil «, reconoce.
El propio Vicente Aranda será el productor del filme: «Como sin créditos no se puede hacer películas, pues aquí también soy productor, faceta que no ejercía desde mediados de los ochenta. El cine español no va bien, el público no va a las salas y los productores no arriesgan si los filmes no están cubiertos financieramente. «Luna caliente» aún no lo está totalmente, pero lo estará”, dice.
Aranda ha decidido hacer este filme tras tener que aplazar otro proyecto, la vida de Lope de Vega, de compleja y costosa financiación que ha aparcado para retomarlo más adelante.