la actriz, casada con Peter Sargaard, lleva una vida muy discreta en Nueva York, en el barrio de Brooklyn

Durante las celebraciones del Thanksgiving, lo habría anunciado a sus amigos. Los rumores comenzaron en Roma el 28 de octubre porque pese a su delgada percha, presentaba un pequeño embarazo. Ella no lo ha confirmado. Un amigo ha declarado a la revista, «Ella está entusiasmada con el embarazo. Maggie y Peter lo deseaban hace tiempo. Están muy felices de que haya un bebé en su hogar de nuevo». Parece que su hermano pequeño, Jake (íntimo de su cuñado) está en estado de éxtasis.

«Jake está muy feliz porque adora a los niños. Maggie ha comentado que es el mejor de los tíos y que tuvo detalles maravillosos con Ramona». Los futuros padres no han revelado el sexo del bebé. Maggie no podía esperar a contárselo a sus padres». La pareja está junta desde 2002, pero sólo se casaron hace dos años, tras el nacimiento de Ramona. Ambos llevan una vida muy discreta en Nueva York, en el barrio de Brooklyn.