EL TEATRO DE LA ABADÍA DE MADRID PONE EN ESCENA LA OBRA, Con protagonismo Isaac Alcayde, Oriol Genís y Xavier Pujolràs

En una ceremonia perversa y llena de intriga, las hermanas Clara y Solange representan alternativamente el papel de su Señora. Así sale a flote el amor-odio que sienten hacia ella y por sí mismas, a la vez que expresan aquello que creen que la Señora piensa de sus criadas: «La Señora nos quiere, como quiere a la tapa de su váter», dicen.
Tal y como pideó Genet (nacido en 1910), son actores quienes representan los roles femeninos de la función. Isaac Alcayde, Oriol Genís y Xavier Pujolràs son los protagonistas. «Estas criadas son unos monstruos, como nosotros mismos cuando soñamos», afirmó Genet, quién escribió la mayor parte de sus obras desde la cárcel, encerrado por robo y prostitución. El que los tres personajes femeninos estén representados por hombres, potencia el juego teatral y aleja la obra de toda clave realista, ya que según Genet «no se trata de un mero alegato por la situación del personal doméstico».
«La obra de Genet es brutal, terrible, oscura y luminosa y parte de una gran exigencia», según aclara Manuel Dueso. «Genet conoció en carne propia la parte oscura de la sociedad. Ha descendido a las cloacas, ha habitado las cavernas y nos hace herederos, sin contemplaciones, de todo el veneno que le ha inoculado el mundo», dice Dueso, que ha participado también en la traducción del texto.