LA PELÍCULA, QUE SE RODARÁ EN ALMERÍA A FINAL DE AÑO MOSTRARÁ UN INTENSO DRAMA FAMILIAR A TRAVÉS DE LA RELACIÓN DE DOS HERMANOS

El realizador almeriense Manuel Martín Cuenca ha dado a conocer hoy en la Diputación de Almería los detalles de su próximo largometraje, «La mitad de Óscar», un drama familiar escrito por Alejandro Hernández y él, que narra las relaciones entre dos hermanos y que comenzará a rodar íntegramente en esta provincia a finales del presente año 2009. Por primera vez él mismo participa de forma mayoritaria como productor en este proyecto, a través de su empresa andaluza «La loma blanca».
Para el director de cine, «La mitad de Óscar» es un «empeño personal” porque significa «cumplir el gran sueño de rodar en Almería; rodar la luz, el viento, el mar… Escenarios de Almería, Cabo de Gata o Enix, entre otros lugares, con los que siento gran conexión porque he vivido en ellos”. La nueva película que Martín Cuenca define como «independiente”, la considera «muy personal; y en ella se habla, sobre todo, de sentimientos”.
Martín Cuenca ha adelantado que la trama del filme narra la historia de dos hermanos que no mantienen ningún contacto, pero que comparten un secreto. La muerte de su abuelo provocará el reencuentro entre ellos y un final sorprendente. El equipo artístico que dará vida a esta trama está encabezado por un conocido actor en papeles de cortometrajes, Rodrigo Sáenz de Heredia, en el que Martín Cuenca ha depositado toda su confianza por su talento actoral, principalmente en teatro («Un hombre para la eternidad», de Robert Bolt), y que destacó en un papel secundario en la película «La buena nueva» (2008, Helena Taberna). Su hermana estará interpretada por Bárbara Lennie, protagonista en «Obaba» (2005, Montxo Armendáriz) y en «Las 13 rosas» (2007, Emilio Martínez-Lázaro). La intriga familiar continua con el andaluz Antonio de la Torre, que desde los años 90 ha participado como actor secundario en más de 30 películas, como «AzulOscuroCasiNegro» (2006, Daniel Sánchez Arévalo) con la que ganó el Goya al mejor actor secundario en 2007. A ellos se les unirá un cuarto protagonista de origen francés aún no escogido.
Este nuevo largometraje de ficción tiene prevista una inversión aproximada de 1.300.000 euros, donde contará con el apoyo de la Junta de Andalucía y de la Diputación Provincial de Almería, que colabora en esta nueva apuesta del cine español con 80.000 euros. El presidente de esta institución intermunicipal, Juan Carlos Usero, ha explicado que el reparto de esta cantidad se hará a través de su Área de Cultura y del Patronato Provincial de Turismo, con el propósito de seguir promocionando esta provincia como tierra de cine que fue y sigue siendo.
Además de la mencionada productora «La Loma Blanca», también participarán en la coproducción «14 Pies», el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC) y, a corto plazo, se espera cerrar acuerdos con productoras francesas.
La carrera profesional de Manuel Martín Cuenca (El Ejido, 1964) comenzó en las calles de su municipio natal almeriense como auxiliar de dirección de Felipe Vega («El mejor de los tiempos», 1989). Ha trabajado junto José Luis Borau, Alain Tanner o José Luis Cuerda, y como profesor en Cuba. Ha dirigido y escrito el guión de tres cortometrajes: «El día blanco» (1991), «Hombres sin mujeres» (1998) y «Nadie» (1999), con el que obtuvo el primer premio en el Festival de Cortometrajes de la Diputación de Almería.
Martín Cuenca ha sido el director y el guionista del largometraje documental «El juego de Cuba» (2001), que obtuvo el primer premio en el Festival de Cine de Málaga de 2001 y en el Festival de Cine Latino de Nueva York; y de otro documental reciente: «Carrillo, comunista», presentado este año en el Festival de Cine Español malagueño. En el apartado de ficción cuenta con los largometrajes «La flaqueza del bolchevique» (2003) y «Malas temporadas» (2005).