El cineasta catalán lleva a la Cinefundation su proyecto «Ruta salvatge»

Recha no es ningún desconocido en Cannes. Compitió en sección oficial con «Pau y su hermano» en 2001, y volvió a ser seleccionado en 2003, en la sección Un Certain Regard, con «Las manos vacías». También fue jurado de la Cinéfondation en 2010. Ahora lo hará con su «Ruta salvatge», que figura entre los 15 proyectos que la Cinéfondation selecciona todos los años para dar un empujón definitivo a su desarrollo
El Atelier de Cannes consiste en que el festival invita a realizadores con proyectos interesantes en busca de financiación, que los presentan en el mercado cinematográfico más importante del mundo, y encuentran así productores interesados. Desde que el Atelier se puso en marcha en 2005 ya son 141 proyectos que se han puesto en marcha con este sistema, 85 han llegado a las pantallas, y otros 44 están todavía en fase de preproducción.
El de Recha no es el único proyecto hispano que figura en la selecta lista. El realizador instalado en México pero nacido en Madrid Antonio Méndez Esparza, que debutó con «Aquí y allá», también figura entre los afortunados con su nuevo proyecto: «Saudade».
En pasadas ediciones, otros españoles gozaron del definitivo espaldarazo de Cannes, como «Caníbal», de Manuel Martín Cuenca, «Sueño y silencio», de Jaime Rosales o «La jaula de oro», de Diego Quemada-Diez.