DIRIGIDA POR Josep Maria Pou muestra la chispa que surge entre una joven urbanita y un granjero en un cementerio cuando visitan las tumbas de sus seres queridos

La obra, escrita por la sueca Katarina Mazetti muestra como la realidad cotidiana irrumpirá en su mundo para destacar, creando unas situaciones tan inverosímiles como divertidas, todas las diferencias que hay entre los dos. ¿Qué hace una intelectual urbana en una granja? ¿Y un granjero de comarcas en la ópera? La joven viuda Dafne y el rudo granjero Beni se sienten solos. Introvertida e intelectual, ella. Rústico y franco, él. Se conocen en el poco propicio marco de un cementerio, mientras visitan tumbas de sus seres queridos. Una simple sonrisa hace saltar la chispa entre ellos, una pasión irreprimible. Pero la realidad cotidiana irrumpirá en su mundo para destacar, creando unas situaciones tan surrealistas como divertidas, las muchas cosas que los diferencian.
«No es que se quieran, es que se necesitan», señala Josep Maria Pou, que ha elegido un best-seller mundial de la escritora sueca Katarina Mazetti y lo ha convertido en «un ejercicio de virtuosismo de los dos actores», que llevan el peso de la obra en solitario, sin actores secundarios ni cambios de escenario. «La obra se desarrolla en 22 espacios diferentes y son los actores los que convencen al espectador de que han cambiado de espacio, porque la escenografía no cambia», aclara Pou.
Virtuosismo «lúdico», según Maribel Verdú, que asegura que le gusta «divertirse trabajando» y espera «que los espectadores también se lo pasen bien». Para la obra ha tenido que construir un personaje cercano a ella en ciertos aspectos, pero muy alejado en otros. «Tiene esa apariencia de fortaleza y seguridad que yo tengo y esa vulnerabilidad e ingenuidad que también es propia de mi carácter», reconoce Verdú. No obstante, «mi personaje es más independiente y solitaria, a ella le gusta vivir sola y a mí me gusta vivir acompañada», añade Maribel Verdú, que por la obra no podrá asistir el próximo domingo a la gala de los Goya, premios para los que está nominada por la película «De tu ventana a la mía»
Antonio Molero interpreta a un granjero cuya lectura favorita es «Guía de la cría de ganado vacuno». Salud, manejo y reproducción, una circunstancia que no evita que el actor se sienta «muy cercano a su personaje», según reconoce.
«El tipo de la tumba de al lado» permanecerá en el Teatro Goya de Barcelona hasta el 9 de abril. A continuación iniciará una gira por diferentes ciudades españolas hasta su estreno en Madrid el próximo octubre.