Una obra que defiende la idea de rescatar una mirada propia, frente a la abulia social

«cerrado por aburrimiento” gira en torno a la idea de rescatar una mirada propia sin dejar de preguntarse qué importa a quién y desde un posicionamiento a la defensiva ante el aburrimiento, la repetición, los críticos de teatro y los manifiestos en general.
«Cerrado por aburrimiento» es una producción de Matarile Teatro con la colaboración de la Concellaría de Cultura e Locais Socioculturais de Santiago de Compostela, el Concello de A Estrada, y la Consellería de Cultura – Xunta de Galicia – Centro Dramático Galego (CDG), El Correo Gallego, Galicia Hoxe, O 16 e Litonor.
El elenco está integrado por 7 intérpretes, entre actores, bailarines y una violista, de distintas procedencias artísticas y geográficas: Argentina, Asturias, Canarias, Madrid y Galicia: Alba Fernández, José Campanari, Mónica García, Mauricio González, Ricardo Santana, Xan Cejudo y Ana Vallés.
«El título surge de una conversación con mi amigo el cocinero (Suso, de O Dezaseis)», dice Ana Vallés, «el año pasado. Ante su cansancio crónico y su deseo insistente de abandonarlo todo le propuse que colgara un letrero en la puerta del restaurante y se viniera de vacaciones conmigo a Oporto. El letrero diría: cerrado por aburrimiento. Y como define absolutamente mi estado actual, lo adopté como título para el nuevo espectáculo de Matarile».
La directora explica el punto de partida: «No aceptar el aburrimiento, antes de cerrar, mejor matarse. Por ahí empezamos». La obra, que el pasado año ya se pudo ver en La Coruña, Valladolid y El Ferrol, se representará posteriormente en Orense el 21 de febrero y en Torrejón de Ardoz (Madrid) el 17 de abril