El Festival Internacional de Cine Clásico de Granada – Retroback acoge esta mirada sobre el escrupuloso trabajo del cineasta previo a cada rodaje, coincidiendo con su aniversario

El Centro Buñuel de Calanda lleva a Retroback esta exposición que pone de manifiesto el escrupuloso trabajo, previo al rodaje, hecho por Luis Buñuel. Fotografías realizadas para encontrar las localizaciones en las que filmar los exteriores de sus películas, que complementan el minucioso trabajo llevado a cabo en la escritura de guiones, y dan cuenta del preciso método con el que filmaba, lo cual le permitía rodar con rapidez (sin superar el tiempo previsto), contribuyendo al bajo coste de las producciones que dirigió, y que constituyó el requisito fundamental para poder realizar una obra personal, un cine de autor que logró salvar las limitaciones impuestas por la industria cinematográfica, capaz de trabajar con una relativa libertad para filmar unas películas que se han convertido en clásicas.
Exteriores fotografiados y filmados desde un extrañamiento alejado de los tópicos románticos y en la que encontramos fundida la tradición artística española, desde la picaresca al realismo de Goya, con la tradición mexicana. Imágenes en las que se percibe una cierta textura en la que, a veces, parecen reconocerse los duros paisajes de su tierra natal, lugares que evocan montañas desheredadas como las de Las Hurdes, o extensos parajes desiertos en los que percibimos la ausencia y, quizás, una lejana nostalgia, una cicatriz, la mirada de alguien que se reencuentra con su tierra en otra tierra, más allá del mar, lejos.
La exposición permanecerá abierta hasta el 2 de marzo en horario de 10:00 a 13:00h y de 17:00 a 21:00h.