El filme aborda la detención y condena a 20 años de prisión de un hombre por un asesinato que no cometió

La empresa distribuidora del filme, Cinépolis, señala por su parte en un comunicado difundido en su página web que ya ha sido informada de la orden de suspensión y que la «acatará”. Pero, apunta que analiza «las diferentes alternativas y recursos legales disponibles para procurar la continuidad de la exhibición” del documental para no dejar «de lado el legítimo ejercicio de la libertad de expresión”.
La cinta, que llevaba varios días de exhibición en México ha sido vista ya, antes de la suspensión, por decenas de miles de espectadores en una veintena de ciudades.
«Presunto culpable» aborda la detención y condena a 20 años de cárcel de Antonio Zúñiga, «Toño”, por un asesinato que no cometió. «Toño”, un vendedor que llevaba dos años en prisión, recibió el apoyo de abogados para apelar su caso, quienes, cámara en mano, revelaron actos de corrupción en el sistema judicial y lograron la puesta en libertad del joven.
La cinta, crítica con el sistema de justicia mexicano, desnuda las carencias del sistema policial y judicial que envuelve la Administración de Justicia en México, capaz de llevar a la cárcel a cualquier ciudadano con base en pruebas endebles, fabricadas, o de falsos testimonios.
Una jueza mexicana ha dicho que a través de un acuerdo en que, debido a un recurso de amparo interpuesto contra su difusión, el documental debe ser retirado de los cines del país. El amparo lo ha presentado el único testigo del caso, Víctor Daniel Reyes Bravo, menor de edad en el momento de ser filmado y primo de la víctima, quien no ha dado su autorización a los directores del documental para aparecer en la cinta. La jueza señala que el sentido de la medida cautelar «es conservar la materia del amparo hasta la terminación del juicio”, esto es, el derecho a la intimidad y la propia imagen de Reyes Bravo.