EL DIRECTOR AUSTRIACO VUELVE A RODAR EN EUROPA TRAS HACER EN EE.UU. EL REMAKE DE «FANNY GAMES”

La película es una coproducción entre Austria, Alemania, Francia e Italia, y para Haneke supone un doble retorno en el sentido que es el primer largometraje en alemán de Haneke desde su primer «Funny Games” en 1997. «El proyecto lo exige”, ha dicho el director. La acción se sitúa en una escuela en medio de la campiña alemana en 1913, dos décadas antes del triunfo del nazismo. Haneke explora el sistema educativo que ha servido de cuna para nutrir la indecisión ideológica de toda una generación, basado en todo tipo de castigos rituales. Según el cineasta, un tema y una época que aun no han sido tratados en el cine.

Haneke escribió esta película para su amigo Ulrich Mühe, el actor protagonista de «La vida de los otros” con quien ya había trabajado en tres ocasiones y para Susanne Lothar, actriz habitual en las películas del director. Pero la muerte de Mühe ha obligado a Haneke a buscar nuevos rostros. Así, junto a Lothar, el reparto se completa con. Josef Bierbichler, Ulrich Tukur y Burkhart Klaussner..
Mientras, «Funny games” en su versión estadounidense se estrena estos meses en todo el mundo. Protagonizada por Naomi Watts, Tim Roth, Michael Pitt, Brady Corbet y Devon Gearthart, la película reproduce milimétricamente, plano a plano, la versión que Haneke hizo en 1997. La película muestra como una familia recibe, en sus vacaciones en su casa a orillas de un lago, la visita de dos hombres profundamente trastornados. Su retiro idílico se convertirá en una pesadilla al verse sometidos a un terror inimaginable y a una lucha por la supervivencia.