El director rodará el próximo verano en París su próximo filme, en el que volverá a contar también con Isabelle Huppert

Jean-Louis Trintignant ha sido uno de los actores del cine francés más populares, aunque desde hace dos décadas estaba semiretirado. Su último gran éxito interpretativo fue en el filme «Tres colores: Rojo», del desaparecido Krzysztof Kieslowski y apareció brevemente en «Janis y John», junto a su malograda hija Marie Trintignant, en 2003. Trintignant tiene 79 años. Entre sus grandes éxitos están «Un hombre y una mujer», «El conformista» o «El atentado».
Isabelle Huppert, próximo premio homenaje en los Premios Europeos del Cine, será la protagonista femenina. Haneke ya la convirtió en su musa en «La pianista» y «El tiempo del lobo». Huppert fue la Presidenta del Jurado de Cannes que le dio la Palma a Haneke. «La cinta blanca», elegida como Mejor Filme de 2009 por la FIPRESCI, es la película seleccionada por Alemania para concurrir a los Oscar de Hollywood. El personaje de Isabelle Huppert será el de la hija de Trintignant.
La historia de la película, según declaraciones de Haneke, se basa en el caso real de su propia tía que, con 90 años y constatando su decadencia física y su dependencia de otras personas, decidió quitarse la vida. Este personaje está aún pendiente de designar una actriz que lo interprete.