LOS DOS FAMOSOS DETECTIVES CREADOS POR IBÁÑEZ COBRAN VIDA EN UN ESCENARIO COMO PERSONAJES TEATRALES

Ricard Reguant es el director de «Mortadelo y Filemón en el Fantoche de la ópera”, una pieza de teatro musical en la que participan más de 30 actores, cantantes, cuerpo de baile y acróbatas.
 
La pieza de teatro musical de Reguant cuenta con una coreografía de Coco Comín y dirección musical de Joan Enric Garde. Para Reguant «El espectáculo de teatro musical tiene el lenguaje y la estética del cómic, integrado con efectos especiales de hinchables, golpes espectaculares, explosiones y atrezo especial, además de proyecciones audiovisuales y en 3D. Incluye además vuelos acrobáticos de los personajes realizados por especialistas estadounidenses de la empresa que diseñó los de «Matrix».
 
El director de teatro musical ha señalado que se trata de «una comedia pasada de rosca» con bocadillos de cómic y personajes que vuelan». Es un espectáculo musical para todos los públicos con gran número de gag, música de diferentes estilos con canciones españolas de la década de 1960 y 1970 y una orquesta en directo de ocho músicos.
 
50 TEMAS MUSICALES
 
Entre la cincuentena de temas musicales de que consta se halla «Black is black», «Cantando bajo la lluvia», «Mamy Blue», «El baúl de los recuerdos», «Soy rebelde», «Yo soy aquel», «Achilipú» o «Juntos» entre otras canciones de las listas de éxito de hace 30 años.
 
Comín, a cargo de las coreografías, se muestra «aterrada» por la rapidez y sentido del humor exagerado del musical, para el que se pasa «las horas mirando los dibujos».
 
El musical, tal como se presenta en sociedad, coincide con el medio siglo de vida de la historieta que apareció como tira en la revista infantil «Pulgarcito», e incluye a muchos de los personajes que acompañaron a los dos detectives a lo largo de su vida, desde el profesor Bacterio, El Súper, Don Paco, La señorita Ofelia, la reina de Inglaterra, Maruli, Diva, Narciso, Todoquisque, El botones Sacarino hasta Quechi Quitin o Pepe Gotera. Como sorpresa incluye la aparición de Ibáñez en un momento del espectáculo y la de todos los actores juntos caracterizados de Mortadelo.
 
Como historia transcurre en un teatro en donde se estrena la obra «El Fantoche de la Ópera», sobre la que pesa una maldición y para la seguridad de los espectadores se contrata el servicio de los agentes Mortadelo y Filemón.
 
Cuenta con un equipo de ocho bailarinas y un cambio constante de vestimenta de Mortadelo, encarnado por el actor madrileño Jacobo Dicenta, quien ha interpretado últimamente varias obras clásicas en verso y se ha mostrado «encantado de conocer al fin a papá».
 
Filemón es Juan Carlos Martín, intérprete en estos momentos de la obra «Baraca», que se estrenó en el teatro La Latina de Madrid y que se está representando en bolos por varios puntos de España, y próximo a participar en la serie televisiva «Yo soy Bea».
 
La obra es una producción del asturiano José Velasco y de la empresa Muchoruido que ha costado cerca de 4 millones de euros, de los espectáculos autóctonos más caros y sobre todo más complicados que se han hecho, según Reguant.
 
ESTRENO EN OVIEDO
 
Tendrá una estancia de medio mes en el Teatro Campoamor de Oviedo, cedido a la productora para la ocasión, en donde se estrenará el 10 de julio y se representará en 4 funciones para hacer en septiembre temporada en el Teatro Tívoli de Barcelona.
 
Ibáñez, nacido en 1936, ha tachado a Mortadelo y a Filemón de «dinosaurios y diplodocus de la historieta que me están j…los fines de semana». Tras aparecer en dos películas, ahora saldrán en el teatro y «cuando me lo dijeron y vi el libreto pensé: están totalmente locos, pero lo conseguirán», ha indicado Ibáñez, que dibujará una nueva historieta basada en este espectáculo.