Mike Leigh presenta en la competición de Cannes una biopic del pintor realista británico J.W.M. turner

Mike Leigh, reconocido por su habilidad para captar la sensibilidad, ha presentado este jueves 14 de mayo en Cannes, un biopic sobre los 25 años de la existencia de un ser extraordinario, maestro de la pintura y académico de la Royal Academy of Arts, J.M.W Turner, que ha sido muy aplaudido. El director presenta un retrato de un hombre «excéntrico, revolucionario, visionario» e increíblemente prolífico, tanto que cerca de 20.000 pinturas suyas se encuentran actualmente en la Tate Britain de Londres. Mike Leigh reconstituye minuciosamente algunas escenas de los cuadros («The Billiard Players», «The Artist and his Admires», etc.), mostrando el arte gráfico y la luminosa sencillez del maestro. Según el director, Turner era ese «artista compulsivo y fabuloso guiado por un deseo constante de pintar y dibujar» y también era un hombre con muchas debilidades. A través de su película, nos presenta la sutiliza de personaje, entre profundidad y burla.
La vida del artista, con sus numerosos viajes, es solitaria y apasionante a la vez: Joseph Mallord William Turner vive con su padre y su fiel ama de llaves, que son sus puntos de referencia. Su talento y su excentricidad eran reconocidos por todos y era considerado como el mejor pintor paisajista del siglo XIX. Timothy Spall, actor fetiche del director, interpreta a este «pintor de la luz», precursor del impresionismo con sus paisajes en acuarela. Tercer largometraje de época del director, después de «Topsy-Turvy» y «Vera Drake», «Mr. Turner» es además su primera biografía. Una muestra de la luminosa atmósfera victoriana.
En la conferencia de prensa posterior al pase de las 8 y media de la mañana, Mike Leigh, acerca de la vida del pintor Turner, ha dicho: «Fue un gran pintor, sublime, radical. Resultó sencillo crear un contenido interesante a partir de la vida de un hombre tan fascinante. Un director debe sentir cierta empatía hacia su personaje. La vida de Turner fue dura, así que me fue fácil sentir esa empatía». Y sobre la veracidad histórica de la película, ha aclarado: «Ya había trabajado en una película que se desarrollaba en la época victoriana, y sentía esa responsabilidad de crear una verdad histórica. Pero existía también la necesidad de crear este personaje para la película. Así que disponíamos de las investigaciones y de toda esta magnífica documentación… ¡pero no de guión, como siempre!·
Timothy Spall también ha hablado sobre su trabajo preparatorio del personaje: «Con el objetivo de no resultar ridículo en pantalla, dediqué mucho tiempo, dos años, a aprender a dibujar y pintar. Trabajé sobre sus emociones. Su relación con su madre le dejó cicatrices en el corazón, sufría una total disfunción emocional, en especial con las mujeres».
Por último, el fotógrafo Dick Pope, cuyo trabajo ha sido fundamental para recrear la luz y los colores plasmados por Turner, ha aclarado: «Fue en Cornualles donde encontramos esta luz maravillosa, fue un verano dominado por la mejor luz posible para la película».