DESDE SU PRODUCTORA FORTISSIMO HA CONTRIBUIDO AL SURGIMIENTO DE UNA NUEVA GENERACIÓN DE CINEASTAS DE TODO EL MUNDO

Wouter Barendrecht, considerado uno de los pioneros del cine neerlandés, ha fallecido repentinamente este domingo día 5 en Bangkok (Tailandia) a los 43 años. Desde su productora Fortissimo ha contribuido al surgimiento de una nueva generación de cineastas por todo el mundo.

Barendrecht comenzó en el cine como asistente voluntario en el Festival de Cine de Rotterdam, a los 14 años. A los 23 fundó la productora Fortissimo, de la que era presidente. Este pasado día 5 ha fallecido a los 43 años de edad en Bangkok donde acudió a proyectar un primer montaje del próximo gran lanzamiento de la productora, «NYMPH», una coproducción con Tailandia. Wouter Barendrecht, que se destacó como un apasionado defensor del cine independiente durante los últimos 20 años desde Fortissimo, había crecido en el seno del festival rotterdamés, donde más tarde contribuyó a crear Cinemart, el foro de coproducción por excelencia. Su súbita y prematura muerte, en su mejor momento vital y profesional, sorprendió tanto en su Holanda natal, que la noticia ha encabezado los noticiarios. Un tan respetado como querido profesional, Barendrecht fue protagonista de un homenaje el pasado año en el Festival de Cine de los Hamptons. Sólo un año antes, él y su colega en la presidencia de la productora, Michael J. Werner, recibieron un Premio a la Excelencia en el Festival CineAsia de Macao. Con sólo 43 años en el momento de su muerte, Barendrecht había contribuído a apoyar el nacimiento y visión de numerosos cineastas de una nueva generación y ayudarles a encontrar una audiencia global. En 1997 y por consejo de Wong Kar-Wai, estableció unas oficinas de Fortissimo en Hong-Kong, junto a Werner. Su compromiso con el cine tailandés, le llevó a consagrar a directores como Pen-ek Ratanaruang y Apichtapong Weerasethakul. Es entonces cuando decidió abrir una sede en Bangkok, donde murió el domingo. Fortissimo posee oficinas en Amsterdam, Londres y Nueva York. La compañía había completado una muy fecunda FilmArt en Hong Kong y ultima numerosas producciones para el próximo Festival Internacional de cine de Cannes, donde esperaba competir en la Sección Oficial.
En una declaración oficial, Werner ha proclamado: «Era una fuerza de la naturaleza, mi colega en los negocios y el mejor amigo que nadie pueda tener. Nuestra devastación en Fortissimo no impedirá que continuemos expandiendo su visión y así celebrar su obra y vida.» A su vez, Nelleke Driessen, directora general de la empresa productora, ha comentado con enorme pesar: «Su entusiasmo por la vida y el cine era contagioso. Era el más leal de los amigos y colaboradores. Nadie que le conoció podrá olvidarle».