En 1968 ganó el premio Josep Maria de Sagarra con «El retaule del flautista», uno de los grandes éxitos del teatro catalán

«El retaule del flautista» fue una de sus piezas más importantes, que se estrenó en 1971 y llegó a superar las 1.000 representaciones consecutivas, convirtiéndose en uno de los grandes éxitos de la historia del teatro catalán.
Teixidor había nacido en Barcelona, pero su familia enseguida se exilió a Francia, donde pasó sus primeros años de vida, hasta que en 1950 pudo volver a Cataluña. En 1963 fundó, junto con su hermano Ramon, Francesc Candel y otras personas, el grupo de teatro independiente El Camaleó, en el que inició su actividad como actor, director y autor, con obras como «Un fèretre per Artur» (1965).
Teixidor también publicó obras de narrativa («Marro», 1988; «Cromos», 2000) y de ensayo («El drama, espectacle i transgressió», premio Xavier Fàbregas en 1988); sus obras han sido representadas en teatros de Barcelona como el Poliorama, la sala Beckett y La Villarroel.