SU TALENTO SE EQUIPARÓ A CHARLES CHAPLIN O A BUSTER KEATON

Marceau falleció el sábado a los 84 años de edad en su casa de París, aunque su muerte no se ha dado a conocer hasta este domingo, sin que su familia, haya precisado la causa. La desaparición de este gran mago del silencio, el mimo más célebre del mundo con más de seis décadas de presencia en la escena, causó consternación en Francia. Sus restos descansarán en el parisino cementerio Père Lachaise. Nacido el 22 de marzo de 1923 en Estrasburgo, al este de Francia, Marcel Marceau llevó el arte del mimo a cotas insospechadas. De apariencia frágil pero con gran inteligencia y vivacidad, Marceau fue el artífice del renacimiento, tras la segunda guerra mundial, del arte de la pantomima, que había sido relegado por el cine mudo de Charles Chaplin, Buster Keaton o Laurel y Hardy. Su versatilidad teatral mímica fue reconocida en todo el mundo. Sus restos descansarán en el parisino cementerio Père Lachaise, junto a los grandes de la literatura, las artes y la escena.Hijo de un carnicero que murió deportado al campo de concentración nazi de Auschwitz, Marceau, que se apellidaba realmente Mangel, había entrado en la Resistencia francesa en 1944: «La gente que volvía de los campos de concentración no podía hablar, no sabía cómo contar. Yo me llamo Mangel y tengo orígenes judíos. Tal vez eso haya influido inconscientemente en mi elección del silencio», confió en una entrevista al diario francés Le Monde en 1997. RECONOCIMIENTO MUNDIALLa compañía Marcel Marceau fue la única troupe de mimo en el mundo en los años 1950 y 1960, actuando en los principales teatros de de todo el mundo, siempre con un enorme éxito. Además, entre 1969 y 1971, Marceau animó la Escuela Internacional de Mimo, antes de crear la Escuela Internacional de Momodrama en París en el año 1978.Inventor de «la marcha contra el viento” Marceau había inspirado el estilo de baile «Moonwalker” de Michael Jackson e influenciado al bailarín ruso Rudolf Nureyev. Marceau era Embajador de Buena Voluntad de Naciones Unidas sobre el Envejecimiento, y se hizo merecedor de una gran cantidad de premios, incluyendo el Deburau (1948), además de dos premios Emmy por sus programas de televisión. En 2005, a los 82 años, efectuó una gira de despedida por América Latina, que le llevó a Cuba, Colombia, Chile y Brasil. A principios de la década, Marceau todavía realizaba unas 250 representaciones por año en todo el mundo.ENCUENTRO CON CHAPLIN»La pantomima es un arte que hipnotiza. Es un lenguaje universal», decía aquel que había descubierto su vocación riendo, cuando era niño, las farsas de Charlot en una sala de cine. Durante un encuentro fortuito con Charlie Chaplin en 1967 en el aeropuerto Orly de París, Marceau había imitado a Charlot con su peculiar andar y su bastón, antes de besar a su «dios» con lágrimas en los ojos, le gustaba recordar.