DESCUBRIDOR DE ORNELLA MUTI, TRANSITÓ DEL SPAGUETTI-WESTERN A LAS PELÍCULAS DE DENUNCIA SOCIAL

Director de cine, guionista, actor y escritor italiano, Damiani nació en la localidad italiana de Pasiano di Pordenone, en el extremo norte de Italia, y comenzó a estudiar en la Academia de Bellas Artes de Brera, situada en Milán. Años más tarde, en 1947, debutó con un documental llamado «La banda d’Affari». Tras él, empezó a trabajar como guionista y en 1960 dirigió su primera película, «Il rossetto». En 1962, consiguió la Concha de Oro en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián con «La isla de Arturo».
En 1966, dirigió «Yo soy la Revolución», una de las primeras películas pertenecientes al spaghetti western. Dos años más tarde, con «Il giorno della civetta», comenzó una serie de filmes cuyo objetivo era criticar varios aspectos sociales, frecuentemente relacionados con las relación entre la política y el crimen. Fue el director que lanzó a Ornella Muti con «Sola frente a la violencia».

«Confessione di un commissario di polizia al procuratore della repubblica», estrenada en 1971, obtuvo el premio de oro en la séptima edición de Festival de Moscú En 1973, Damiano hizo su primera aparición como actor en la película «El caso Matteotti», dirigida por Florestano Vancini. En ella interpretó al político y periodista italiano Giovanni Amendola. En 1985, ganó el Oso de Oro del Festival de Berlín por «Pizza Connection», protagonizada por Michele Plácido.
En 1984, se convirtió en un fénomeno televisivo al interpretar un papel en la serie italiana «La piovra», en la que se describía la mafia de la edad contemporánea. El último filme que dirigió fue «Assassini dei giorni di festa», que se estrenó en el año 2002. Hace diez años, dejó el cine para consagrarse a una pasión secreta, la pintura.