TENÍA 54 AÑOS Y ESTABA EN TRATAMIENTO POR UN CÁNCER DE GARGANTA

Anthony Minghella contaba con una filmografía breve pero muy
reconocida, entre las que destacaban las películas «El talento de Mr.Ripley” y «Cold
Mountain”. Anthony Minghella era también un destacado director de teatro y de ópera.
Precisamente con su montaje de «Madame Butterfly” ganó el Premio Olivier a la
mejor producción escénica.

De padres italianos, nació en 1954 en la Isla de Wight. Hasta
1981, impartió clases de teatro medieval en la Universidad de Hull. Sus obras teatrales son «Child’s
Play», «Whale Music», «A Little Like Drowning», «Two
Planks and A Passion», «Made in Bangkok» y «Love Bites». La
trilogía televisiva de Minghella, que se reunió bajo el nombre de «What If
It’s Raining?» fue aclamada por toda la crítica europea. Creó y participó de
manera regular en la serie televisiva «Inspector Morse», y escribió nueve
cortos de la serie «The Storyteller» para Jim Henson y la NBC, que
fue galardonada con un Emmy, un BAFTA y la Medalla de Oro en el Festival
Internacional de Cine y Televisión de Nueva York Minghella también trabajó para
la radio. Entre los trabajos radiofónicos de Minghella se encuentran «Hang
Up» y «Cigarettes and Chocolate».

Minghella estaba casado con la coreógrafa Carolyn Choa,
madre de sus dos hijos, Max y Ana. Max Minghella estába rodando en Malta «Ágora”,
de Alejandro Amenábar, cuando se produjo la muerte de su padre.

En el año 2000 Minghella unió sus fuerzas a las de Sydney
Pollack, copropietario de Mirage Enterprises, trabajando como productor ejecutivo
en varias películas de la compañía, como «Heaven» , «Iris» y
«El americano impasible”.

Responsable del British Film Institute desde 2003, el
cineasta estaba a punto de estrenar en la BBC el telefilme «The Number 1 Ladies
Detective Agency”, una adaptación de la novela de Alexander McCall Smith sobre
las aventuras de un detective privado en Botswana.

Su debut como director de cine se produjo en 1990 con «Truly
Madly Deeply”, a la que siguió tres años después «Un marido para mi mujer”,
aunque no fue hasta su tercer largometraje, «El paciente inglés”, cuando le
llegaría el reconocimiento internacional. Basada en la novela del mismo título
de Michael Ondaatje y protagonizada por Ralph Fiennes, Juliette Binoche, Kristin
Scott Thomas y Willem Dafoe, «El paciente inglés” fue un empeño del propio
Minghella, que supo vencer las dificultades y, a pesar de algunos momentos críticos,
como el sufrido en Roma cuando paró el rodaje y envió a 120 personas del equipo
a su casa, siguió adelante logrando el Oscar y consagrándose en todo el mundo
como director de cine.

En 1999 vuelve a adaptar la novela de Patricia Highsmith que
ya había llevado al cine tres décadas antes René Clement, «El talento de Mr.Ripley”,
que contó con Jude Law, Matt Damon y Gwyneth Paltrow como protagonistas, y que
volvió a obtener un gran éxito; En 2003 dirige «Cold Mountain”, una adaptación
de la novela de Charles Frazier, donde repitió con Jude Law, ahora acompañado
por Nicole Kidman y Renee Zellweger

En 2005 el cineasta dirigió un anuncio para la campaña
electoral que llevaría a Tony Blair a su tercer mandato como Primer Ministro
británico, en el hablaba con su ministro del Tesoro y posteriormente sucesor en
Downing Street, Gordon Brown, acerca de los éxitos cosechados desde 1997 y las
razones por las que los electores debían mantener su confianza en el Gobierno.
El propio Tony Blair ha asegurado que Minghella era «un maravilloso ser humano,
creativo, brillante, amable y divertido. Cualquier cosa que hice con él,
personal o profesionalmente, me dejó una completa admiración, como persona y
como artista del más alto calibre».