PADRE DEL ACTOR Y DIRECTOR GRIFFIN DUNNE, HA SIDO UNO DE LOS GRANDES CRONISTAS DE HOLLYWOOD

Hace unos pocos meses, su hijo Griffin Dunne había informado a Vanity Fair de que su padre estaba luchando contra un cáncer de vejiga, lo que le llevó a viajar durante el último año a Alemania y a la República Dominicana para probar tratamientos experimentales con células madre. Dunne escribió numerosas novelas; las primera, «Los ganadores», y best-sellers como «Una temporada en el purgatorio».
Últimamente había dejado de lado sus crónicas sociales en Vanity Fair para concluir su última novela «Too much money», que se publicará en diciembre, y en promocionar una película documental sobre su vida: «After de party». También entaba trabajando en un libro sobre sus memorias. Dominick Dunne no permitió que el cáncer le impidiera trabajar. En septiembre del pasado año, en contra de las órdenes de su médico y de los deseos de su familia, viajó a Las Vegas para asistir al juicio contra O.J. Simpson por secuestro y robo, una secuela de su cobertura sobre el juicio a Simpson en 1995 por asesinato de su ex mujer, que incrementó la fama de Dunne.
A principios del verano, Dunne se sintió lo suficientemente saludable para asistir a una fiesta en Manhattan organizada por Tina Brown. En una conversación con un periodista de The Associated Press, Dunne habló sobre Michael Jackson, quien había fallecido recientemente y recordó haber almorzado con el cantante y con la actriz Elizabeth Taylor.
En una entrevista realizada el pasado mes de febrero para The Times, Dominick Dunne declaraba que sabía que el momento de su muerte estaba cerca. El asesinato de su hija en 1982, la actriz Dominique Dunne, fue la tragedia que marcó la vida del escritor. Dominique Dunne, fue asesinada por su ex novio John Sweeney cuando tenía 22 años y acababa de finalizar el rodaje de su primera película, «Poltergeist».
Nacido en 1925 en Hartford, Connecticut, en el seno de una acaudalada familia católica, creció en los mismos círculos sociales que los Kennedy. Dunne formaba parte de una familia célebre que incluía a su hermano, el novelista y guionista John Gregory Dunne; su cuñado, el escritor Joan Didion, y su propio hijo Griffin Dunne.
En sus memorias, recuerda su fascinación por Hollywood cuando hizo un viaje «al oeste» con una tía. Sus familiares lo llevaron a un paseo por las mansiones de los ricos y famosos y juró que regresaría para formar parte de ese mundo glamoroso que recién había atestiguado. Dunne peleó con el ejército de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial, donde ganó una medalla por su valor y se graduó del Williams College en 1949.