Debutó en el cine en 1926 y a sus 93 años tenía una de las trayectorias más longevas de Hollywood

Joe Yule, Jr (este era su verdadero nombre) nació en Brooklyn en 1920 y desde bien pequeño, con tan sólo dos años, ya daba sus primeros pasos en el mundo del espectáculo en el vodevil en el que trabajaban sus padres como cómicos. Fue tras la separación de sus padres y su marcha a Hollywood cuando su carrera comenzaría a despuntar gracias a la insistencia de una madre que tenía claro lo que podía dar su hijo.
Un año después de su debut cinematográfico en «Not to be Trusted», en 1926, se convertía en el protagonista de la serie Mickey McGuire, en la que encarnaba a un joven golfillo, vitalista y campechano que le llevó a meterse directamente en el corazón del público. De aquellas historias tomaría su nombre artístico, Mickey, mientras que el apellido lo adoptaría de un viejo antepasado suyo, si bien la intención inicial de su madre fue conseguir que su pequeño adoptara el mismo apelativo que su «alter ego» en la serie, algo que rechazó el creador de McGuire.

La carrera del actor ha sido una de las más largas de Hollywood. Desde su debut en la década de los años veinte ha participado en decenas de películas. Las décadas de los años 30 y los 40 fueron los años dorados de su etapa más mítica. Trabajó en infinidad de películas como «Los hijos de la farándula» con Judy Garland, «El joven Edison» o «Fuego de juventud», con una jovencísima Elizabeth Taylor.

Su vida al límite entre adicciones, sus fracasados matrimonios y sus malas inversiones financieras provocaron que el niño convertido en estrella fuera un hombre obligado a trabajar para saldar sus deudas sobre todo después de que quebrara la productora que había creado en 1948.

Su corta estatura (1,57 metros) nunca fue un impedimento para ser un auténtico seductor. Le gustaban las mujeres altas, voluptuosas y bien dotadas. Su primer matrimonio fue con una adolescente Ava Gardner (tenía 19 años) en 1942. sólo duraría un año. A ésta le siguió Betty Jane Rase de 1944 a 1948, Martha Vickers de 1949 a 1952, Elaine Devry de 1952 a 1958, Carolyn Mitchell entre 1958 y 1966, Marge Lane entre 1966 y 1967, Carolyn Hockett de 1969 a 1974 y con Jan Chamberlain con la se casó en 1978 y hasta su muerte. «Tengo tantas esposas e hijos que no sé en que casa pasar la Navidad», llegó a decir el actor.

Sus ocho matrimonios, aunque nunca se arrepintió de ellos, sí que le costaron grandes sumas de dinero al tener que pasar una pensión alimenticia a cada una de sus mujeres, con la excepción de Ava Gardner, la única que no le pidió nada tras su divorcio.
Poco caballeroso se vanagloriaba de sus conquistas a las que describía en algunas ocasiones con comentarios muy poco políticamente correctos. Como con Lana Turner de la que hizo gala de su capacidad para satisfacer a un hombre en la cama o de Marilyn Monroe de la que destacó su habilidad para el sexo oral.
Rooney fue candidato al Óscar en cuatro ocasiones por las películas «Babes in Arms» (1939), «The Human Comedy» (1943), «The Bold and the Brave» (1956) y «El corcel negro» (1979), aunque sus únicas estatuillas fueron honoríficas. En 1939 la Academia de Hollywood le concedió un galardón por su aportación como actor juvenil, y en 1983 le entregó un segundo Oscar en reconocimiento a sus 50 años de carrera.

A medida que su rostro envejecía, la estrella de Rooney parecía que se fuese apagando hasat que en la década de los 80 renació como Ave Féniz de las cenizas gracias al musical de Broadway «Sugar Babies» y la nominación al Oscar por su papel en «El corcel negro».
En los años 80 y 90 su rostro fue habitual de series de televisión como «Vacaciones en el mar» (1982), «Las chicas de oro» (1988), «Se ha escrito un crimen» (1993) o ‘ER’ (1998), o en filmes como «Babe: el cerdito en la ciudad» (1998). La última película que había estrenado en la gran pantalla fue el «thriller» ‘The Woods’ (2012).

Tras conocerse su deceso, el director de «Noche en el museo 3″‘, Shawn Levy, ha confirmado que el nonagenario actor había rodado algunas secuencias para esa secuela el mes pasado.