TENÍA 81 AÑOS Y PADECÍA UN CÁNCER DE PULMÓN

Azcona había nacido en Logroño el 24 de octubre de 1926. Se
trasladó a Madrid y quiso ser cocinero o torero. Trabajó en la revista de humor
«La Codorniz”, a la que llegó de la mano de Antonio Mingote. Según su propia
explicación, empezó «a escribir cosas divertidas sobre cosas tristes»

Caricaturista y novelista, su inicio en el cine fue junto a
Marco Ferreri, con «El pisito” (1958), que descubrió el libro que había
publicado y quiso llevarlo al cine. Con Ferreri trabajaría también en «El
cochecito” (1960), «La abeja reina” (1963), «Se acabó el negocio” (1964), «La
audiencia” (1971), «La gran comilona” (1973), «No tocar a la mujer blanca”
(1974) o «Adios al macho” (1978). También trabajó con Carlos Saura en títulos
como «El jardín de las delicias” (1970), «La prima Angélica” (1973), o «¡Ay,
Carmela!”, (1990); con Luis García Berlanga en «Plácido» (1961), «El verdugo” (1963), «Vivan los novios» (1970), «Tamaño
natural” (1974), «La escopeta nacional” (1978) o «La vaquilla”, (1984); con
Fernando Trueba en «El año de las luces” (1986), Oso de Oro en el Festival de
Berlín, «Belle époque” (1993), Oscar de Hollywood) o «La niña de tus ojos”
(1998); con José Luis García Sánchez en títulos como «La corte de faraón”, (1985),
«Tranvía a la Malvarrosa” (1996), «La marcha verde” (2002) o «Franky Banderas”
(2004); y con José Luis Cuerda en «El bosque animado” (1987), «La lengua de las
mariposas” (1999) o «Los girasoles ciegos” (2008), pendiente de estreno.

En sus guiones ha hecho siempre un retrato de la España
negra. Fue autor de un libro con sus primeros relatos «Estrafalario 1”, donde
se recogen «El pisito”, «El cochecito” y «Los muertos no se tocan, nene”. Autor de los guiones de más de ochenta películas,
en el la década de los sesenta contaba sus guiones prohibidos por la censura en
igual o mayor número que los filmados.