Sobrino de Walt Sisney, fue el impulsor de varios éxitos taquilleros como «La sirenita”, «La bella y la bestia”, «Aladino” y «El rey león”

Roy Disney, que nació en 1930, creció prácticamente con la compañía. Su tío Walt Disney y su padre, Roy O. Disney, habían creado Disney Brothers Cartoon Studio siete años antes, y después lo renombraron The Walt Disney Co. Mientras que Walt era el genio creativo en la empresa, su hermano era el que se encargaba de las finanzas. El joven Roy Disney trabajó durante años en el negocio de la familia como editor, guionista y productor. Trabajó como asistente de edición fílmica y años después, en 1984, se convirtió en jefe del departamento de Animación de Disney y fue el impulsor de varios éxitos taquilleros como «La sirenita”, «La bella y la bestia”, «Aladino” y «El rey león”.
Roy Disney orquestó la salida de dos importantes ejecutivos de la empresa, Ron Miller, en 1984, después de llegar a la conclusión de que el ejecutivo llevaba a la compañía por la dirección equivocada, y a su sucesor Michael Eisner, en 2005, al que había ayudado a traer a la empresa tras la salida del yerno, por no estar de acuerdo con su labor.
El presidente y director general de The Walt Disney Co., Bob Iger, ha declarado que Disney era mucho más que un apreciado veterano con 56 años en la compañía: «El compromiso de Roy con el arte de la animación no tenía paralelo y siempre será su legado personal y una de sus más grandes contribuciones al pasado, presente y futuro de Disney»,
Don Hahn, un productor ejecutivo de los estudios cinematográficos de la compañía, ha recordado: «Roy puso el departamento bajo sus alas; daba ánimos, era un entrenador, un terapeuta». También John Lasseter, director de creación de los Estudios Walt Disney y Pixar Animation Studios, ha eligiado a Disney: «Puso su corazón y su alma en la preservación del legendario pasado de Disney, a la vez que ayudaba al arte de animación a introducirse a la época moderna al hacer uso de la nueva tecnololgía».