John Malkovich encarna a un torturado Giacomo Casanova y Nina Hoss a una cantante desfigurada en un campo de exterminio

También el llorado Paco de Lucía ha puesto música al Festival con el documental «Paco de Lucía: La Búsqueda”, dirigido por su hijo Francisco Sánchez Varela que se ha visto en la sección Zabaltgi (Zona Abierta). Las risas ha habido que ir a buscarlas también en Zabaltegi con «Negociador”, de Borja Cobeaga sobre lo que pudo ser la negociación en el proceso de paz vasco entre el Gobierno Español y la banda terrorista ETA.

«Phoenix” es una producción alemana que dirige Christian Petzold que se sitúa inmediatamente después del final de la Segunda Guerra Mundial. La película narra la historia de una cantante que fue traicionada y enviada a un campo de concentración donde fue salvajemente torturada. De allí regresa con la cara totalmente desfigurada y pide a un eminente cirujano que se la reconstruya para que sea lo más parecida a como era antes. Recuperada de la operación empieza a buscar a su marido, un pianista. Pero el reencuentro no es lo que ella esperaba. Él no solo no la reconoce sino que le pide que se haga pasar por su mujer, a la que cree muerta, para poder cobrar su cuantiosa herencia. La película que se apoya en el brillante trabajo de Nina Hoss, habla de las atrocidades nazis, de las mezquindades humanas de los supervivientes a la guerra y de la revelación de un pasado que la protagonista se negaba a aceptar. Es una película que deja algún cabo suelto en la narración, pero bien contada y ambientada. Ha sido acogida con prolongados aplausos.

«Casanova Variations” es la segunda película que presenta John Malkovich en el Festival. Escrita y dirigida por Michael Sturminger, es una ópera construida en base a diversas arias de Mozart y de Lorenzo da Ponte, que en ningún momento intenta ocultar su artífico. Tan experimental como el documental «La paradoja de John Malkovich” visto el pasado sábado. La película, que se inicia con el público llegando a un gran palacio de la ópera, donde se va a representar los últimos días de Giacomo Casanova, a partir de «La historia de mi vida”, escrita por el famoso mayor seductor de todos los tiempos. Una película que captura el mito de Casanova. Su historia se cuenta tanto a través de la ficción como desde las representaciones operísticas que nos desvelan así sus aventuras, sus pasiones y su miedo a la muerte. Tanto el personaje de personaje de Giacomo Casanova como el de la escritora Elisa Von der Recke, una de sus amantes que le visita en su retiro, están doblemente interpretados por Malkovich y Veronica Ferres cuando actúan, y por Florian Boesch y Miah Persson cuando cantan. Es una mezcla de cine, música, teatro, literatura e historia, que saquea las grandes obras maestras de la Ópera como «Las bodas de Figaro”, «Don Giovanni” y «Così fan tutte”, así como el inmenso tesoro que Giacomo Casanova dejó en su manuscrito autobiográfico de 5.000 páginas. Es una película que va a interesar mucho a los amantes del la ópera pero que a quienes no les guste el bel canto les va a ser muy difícil entrar en la película.

También en competición la producción de Corea del Sur «Haemu”, de Shim Sung-ho, un relato de aventuras marinas basado en hechos reales, sobre los intentos de un barco pesquero por transportar emigrantes ilegales que desembocará en una catástrofe que llevará a la tripulación a la locura.

En Zabaltegi la música ha estado de la mano de «Paco de Lucía: La búsqueda” que ha firmado su hijo Francisco Sánchez Varela, que sigue al famoso guitarrista en una de sus últimas giras a la vez que profundiza en su personalidad sobre las cosas que te torturaban el alma, que le interesaban o que simplemente le divertían, desde sus recuerdos de infancia hasta sus últimos días en Mallorca. La película es el auténtico testamento, visual y musical, del gran Paco de Lucía. Y las risas, también en esta sección, las ha puesto ‘Negociador’, de Borja Cobeaga, director donostiarra de ‘Pagafantas’ y coguionista de ‘Ocho apellidos vascos’. Con Ramón Barea, Josean Bengoetxdea, Carlos Areces y Melinda Matthews, sigue a Manu Aranguren, un político socialista vasco que ejerce de interlocutor en las negociaciones del gobierno español con ETA en la época de Zapatero. La película muestra como aquellas negociaciones, lejos de ser un acto solemne y calculado, están marcadas por los malentendidos, los errores y las casualidades. Una película que sigue la senda de ‘Vaya semanita’, el famoso programa de la ETB coescrito por el propio Cobeaga, que pone en solfa gtemas que hasta hace pocos meses hubiese sido impensable tomarse a risa. Esto es muy sano y lo más interesante de la película.