Tras ella están directores como Jonás trueba, Mar Coll o Chema Rodríguez y actores como José Sacristán

Frente a las asociaciones de productores, distribuidores o exhibidores que defienden intereses gremiales, la Unión de Cineastas aspira a ser «un punto de encuentro transversal», que además aúne distintas sensibilidades a la hora de hacer cine, según ha desvelado a la Agencia Efe Chema Rodríguez, director de «Anochece en la India».
No obstante, admite, tal y como recoge el documento fundacional de la asociación, filtrado en internet, que es el cine independiente y de pequeño presupuesto el que precisa mayor protección.
«El modelo vigente es injusto y está pensado para favorecer de forma clara a las películas de gran presupuesto», señaló Rodríguez en referencia a las ayudas para la amortización, que suman el grueso de las subvenciones.
El germen de esta nueva asociación se sitúa en la lista de correos de los «Cineastas contra la orden», plataforma nacida en 2009 en protesta contra la orden ministerial que dejaba fuera de las ayudas a la amortización a las producciones con presupuesto inferior a 600.000 euros.
Esta vez sus aspiraciones son más amplias. Quieren ser interlocutores frente al Instituto de Cinematografía y Artes Audiovisuales (ICAA) en la negociación del nuevo modelo de financiación, que no acaba de fraguarse, pero también impulsa la educación de cine en las aulas o celebrar un Congreso del Cine Español.
«Los poderes públicos, cuya obligación legal es la de proteger el cine como excepción cultural frente a la enorme potencia de las grandes distribuidoras, han aprovechado la crisis general que vive el país para desencadenar una política claramente hostil a este cine», indica el documento de puesta en marcha de la asociación.
Los objetivos concretos y el funcionamiento de la Unión de Cineastas se definirán en una asamblea que se celebrará el próximo 24 de mayo en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.