La obra de Miguel Delibes se instala en el Teatro Arlequín durante cinco únicas semanas

La actriz ha recreado el papel de Carmen Sotillo con nuevos y personales matices, que le han llevado a obtener, durante dos años y por toda España, un éxito extraordinario. El Teatro Arlequín de Madrid, que ha seguido de cerca este fenómeno, propuso a la productora, Sabre Producciones, que Natalia Millán y «Cinco horas con Mario» interrumpieran la gira que estaban haciendo y que, aunque ya hubieran estado en Madrid, abrieran la temporada de septiembre de este año.
La obra, un clásico contemporáneo, además de sus múltiples giras por España, es la séptima vez que visita un teatro en Madrid: Marquina, Lara (dos temporadas distintas), Príncipe Gran Vía, Real Cinema, Reina Victoria y, ahora, Teatro Arlequín. Lleva 33 años representándose, desde su primer estreno el 26 de noviembre de 1979, siempre con el mismo productor, José Sámano, y la misma directora, Josefina Molina (Goya de Honor en la última edición de estos galardones).