EL ACTOR ESPAÑOL AÚN NO ESTÁ A BORDO DE «MONEY NEVER SLEEPS», LA SECUELA DE «WALL STREET», PERO ES A QUIEN QUIEREN LA FOX Y EL DIRECTOR

«Javier no está todavía dentro del proyecto pero es el actor que queremos», dicen los responsables de la Fox al hablar del actor español ganador del Oscar por «No es país para viejos» en una cinta en la que, en la piel de un directivo de inversiones, encarnaría de nuevo a un villano.
Oliver Stone, han comentado, todavía no se ha entrevistado con Bardem ni él ha firmado contrato alguno. En vez del 10 de agosto, la fecha del rodaje se ha trasladado hasta fin de mes. Y se especula con que la fecha de estreno ocurra hacia febrero de 2010. Se especula con que esta misma semana, el guionista Allan Loeb («Cosas que perdimos en el fuego») finalice el segundo guión que ha sido necesario. En la Fox se comenta tanto la excelencia del guión que incluso Stone ha manifestado no necesitar tocarlo. Aunque nadie le ha creído. De momento, la trama narra: Michael Douglas retoma el rol de Gordon Gekko, el feroz «tiburón» de Wall Street que le mereció el Oscar de Hollywood. 21 años después y anticipando que el final del capitalismo como lo hemos conocido está próximo, Gekko sólo desea reestablecer contacto con su hija, con la que ha perdido contacto durante años. La actriz para tan exigente rol está todavía por decidir. Entra en escena el personaje de Shia LaBeouf, un joven empresario que se ha prometido en matrimonio con la hija de Gekko. Muy ambicioso y deseando jugar en la gran liga de las finanzas, ve su futuro derrumbarse cuando su mentor se suicida. El achaca esta muerte al personaje de Javier Bardem y el resto del film narra los vericuetos para cumplir su venganza. Para ejecutarla, necesita la ayuda de Gekko y éste la concede con tal de recuperar a su hija. Un pacto faustiano de imprevisibles consecuencia. «Money Never Sleeps» significaría un nuevo título de Javier Bardem con uno de los titanes del cine norteamericano, Oliver Stone. Pero quien sale ganando es sin duda el joven Shia LaBeouf, quien se hace con los roles más perseguidos de Hollywood con apenas 22 años.