La función, con Roger Pera y Cristina Brondo, triunfa en el Teatre Raval de Barcelona

La obra, de Dan Israely, adaptada y dirigida por Oscar Contreras, está protagonizada por Roger Pera y Cristina Brondo, acompañados por Joan Olivé y Sam Sánchez, y funciona como un auténtico manual de auto-ayuda para enfrentarse a los retos de vivir en pareja, que no son pocos.

«Orgasmos», donde los dos y únicos personajes son un hombre y una mujer, hace
un extenso análisis de las situaciones que acostumbran a envolver, desde los
inicios de nuestra existencia como seres humanos, a las relaciones entre el
hombre y la mujer. Rápida, brillante y ágil en sus diálogos y monólogos.
Huyendo de muchos tópicos en los aspectos menos evidentes de nuestra conducta, «Orgasmos» supone una inteligente comedia con un sólido trasfondo psicológico que va más allá de lo que puede sugerir su título.

Desde su exitoso estreno en Los Ángeles, «Orgasmos» ha sido representada en Nueva York y Londres del mismo modo, ha tenido un éxito en países como México,
Guatemala, Venezuela, Panamá, Costa Rica, Perú o la República Dominicana,
Israel, Alemania, la India y Argentina. La función constituye un inteligente ejercicio de análisis de la convivencia de pareja, rompiendo con todos los tópicos (a pesar del significado de su título). Por eso, el autor ha contado con la inestimable colaboración de su esposa, la Dra. Zahava Israely, psicóloga experta en relaciones conyugales.

Dan Israely es un polifacético artista que, proveniente de Haifa (Israel), se instala en Estados Unidos en el año 1967, donde llevó a cabo proyectos tan variados como las letras de numerosas canciones, la creación y la edición de poemas, la dirección de espacios televisivos o la faceta de dramaturgo con la creación de la obra «Orgasmos». Un trabajo de más de tres años de investigación y estudio que cuenta con la decisiva colaboración de su esposa, Zahava Israely, una prestigiosa psicóloga especializada en relaciones conyugales. Dan es psicólogo clínico, especializado en disfunciones sexuales. Esta vertiente y el de Zahava, experta en trabajar con mujeres que nunca han tenido un orgasmo, resulta del todo esclarecedor para comprender el porqué del título de la obra. El matrimonio vive en Los Ángeles. Ambos comparten y viven de una exitosa carrera profesional y artística.