Metro Goldwyn Mayer elige director y guionista para la nueva versión de la cinta de John Badham

Israelite, realizador sudafricano apenas conocido en Hollywood, tan solo cuenta con una película en su haber: la inédita en España «Project Almanac». Amel viene de encargarse del libreto de «Grace de Mónaco», la cinta sobre la vida de Grace Kelly que abrió el último festival de Cannes.
«Juegos de guerra» (1983), protagonizada por un jovencísimo Matthew Broderick, flanqueado por la también novel Ally Sheedy, contaba la historia de dos hackers adolescentes que descubren una brecha en la seguridad de un ordenador del Departamento de Defensa. Lo que comienza como un juego inocente sitúa al mundo al borde de la Tercera Guerra Mundial. Dirigida con pulso firme por John Badham, es uno de esos títulos de los 80 de obligado visionado. En 2008 se estrenó una secuela totalmente prescindible.
John Badham entremezclaba con cierta habilidad elementos propios de la comedia adolescente con otros de intriga bélica, dando lugar a un espectáculo que cumplió a la perfección la misión de entretener y volvió a dejar constancia de los amplios conocimientos técnicos de ese director.
«Juegos de guerra» se une, así, a una larga lista de películas de dicha década que, bien a través de remakes o secuelas, se lanzarán en los próximos años: «Los Goonies», «Gremlins», «Top Gun», «Cazafantasmas» o «Poltergeist».