«Celebramos el infinito amor y compasión que compartió a través de su trabajo a lo largo de su vida”, dice su hijo, el actor Sean Astin

Patty Duke alcanzó la fama en 1959, a los 12 años, cuando interpretó a Helen Keller en la producción original de Broadway «El milagro de Anna Sullivan». Por su trabajo en la adaptación de la obra al cine en 1962, en la que retoma su papel original, con 16 años, Patty Duke ganó el Oscar a Mejor Actriz de Reparto.

Anna Marie Duke había nacido en la ciudad de Nueva York el 14 de diciembre de 1946, y se crió en Elmhurst, en Queens. De joven Patty Duke tuvo tuvo que soportar numerosos problemas familiares. Más tarde, protagonizó escándalos en la década de los 50; tuvo cuatro matrimonios; y más de un intento de suicidio. Al final, Patty Duke encontró estabilidad en un cuarto matrimonio; la presidencia del Sindicato de Actores; y una carrera de televisión renovada que le valió tres Emmys.

El actor Sean Astin, hijo de Patty Duke, ha compartido en Facebook un mensaje conmovedor sobre su madre: «Celebramos el infinito amor y compasión que compartió a través de su trabajo a lo largo de su vida”. Astin es conocido por interpretar a Samwise Gamgee en la trilogía «El Señor del los Anillos”.