Felicity Jones podría ser la tercera «chica Spider» en el filme que volverá a protagonizar Andrew Garfield

Seis años después de que Thomas Haden Church, su compañero de correrías y bodegas en la inolvidable «Entre copas», encarnase al Hombre de Arena en «Spider-Man 3», Paul Giamatti está dispuesto a seguir sus pasos y convertirse en el malvado Rhino en «The Amazing Spider-Man 2».
Según informa The Hollywood Reporter, el protagonista de «American Splendor» está negociando su uncorporación al filme y acompañar a Jamie Foxx como el también pérfido Electro. Giamatti ya expresó su adoración por el personaje en alguna ocasión, declarándose «preparado y expectante» para interpretar a Rhino, al que no dudó en calificar «lo más grande que me pudo pasar cuando era niño».
«Cuando era un ñiño pequeño pensaba que Rhino era lo mejor del mundo. Un tipo que era, básicamente, un tipo metido en ese traje de rinoceronte, y yo siempre pensé, ‘¿Por qué no meten a Rhino en una de sus películas'» Pero tal vez Rhino era demasiado grande para cualquiera… excepto para mí. Así que si alguna vez quieren un Rhino, estaré listo y esperando», ha asegurado Giamatti.
En el filme, Dane DeHaan está confirmado como Harry Osborn y Martin Sheen como tío Ben. Marc Webb repetirá como director y Andrew Garfield volverá a ser el hombre araña.
El personaje de Rhino, cuyo nombre original es Aleksei Mikhailovich Sytsevich, apareció por primera vez en 1966, en el número 41 de The Amazing Spider-Man. Se trataba de un sicario al servicio del bloque soviético provisto de un traje especial que le concede una fuerza, velocidad y resistencia sobrehumanas y que cuenta con un letal cuerno en su cabeza. En los cómics más recientes, se convirtió en una figura simpática que incluso combatió junto al propio Spider-Man.
«Cuando era un ñiño pequeño pensaba que Rhino era lo mejor del mundo. Un tipo que era, básicamente, un tipo metido en ese traje de rinoceronte, y yo siempre pensé, ‘¿Por qué no meten a Rhino en una de sus películas'» Pero tal vez Rhino era demasiado grande para cualquiera… excepto para mí. Así que si alguna vez quieren un Rhino, estaré listo y esperando», ha asegurado Giamatti.