EL CINEASTA HABLA DE «LOS ABRAZOS ROTOS” Y DE SU PARTICIPACIÓN EN EL BAILE DE LA ROSA DE MÓNACO

El blog está ilustrado con fotos. De momento está en español,
pero se anuncia que próximamente tendrá edición en francés y en inglés y que se
incluirán también vídeos. En su estreno como articulista en la red, Almodóvar
cuenta que terminó el primer borrador de «Los abrazos rotos” la semana del 21
de octubre de 2007, coincidiendo con la muerte de la actriz británica Deborah
Kerr, y que en estos momentos va por la sexta versión de esta historia en la
que el personaje que hace Blanca Portillo se marca al final un monólogo. Y es
que, aunque «detesto y rechazo las confesiones en la vida real”, el cineasta
disfruta cuando se las escribo a sus personajes, «y sobre todo cuando dirijo a
los actores en ese tipo de escenas”, reconoce.

En la que promete ser su página más personal cuenta que en
todas sus películas hay un momento límite en que uno de los protagonistas, o
los dos, mantienen un monólogo confesional. «Me gustan las películas en las que
los personajes hablan, o escuchan. En ‘Los abrazos rotos’ ocurren muchas cosas,
de hecho es el guión con más trama de los que he escrito hasta ahora, pero hay
muchos momentos en que los personajes se expresan a través de la palabra, y del
silencio”, desvela.

En la primera página de su bitácora repite lo entusiasmado
que está con sus intérpretes, Lluis Homar, Penélope Cruz, Blanca Portillo y José
Luis Gómez: «Es lo que más seguridad me da a la hora de levantar y darle vida a
esta historia” que ha escrito en Madrid, Tánger (ciudad donde recibió 2008) y
en Cuernavaca, donde viajó para visitar a su «adorada” Chavela Vargas, a la que
hacía dos años que no veía. Todo ilustrado con fotografías, muchas de ellas
realizadas por él mismo.

Y es en la red donde se descubre al Pedro Almodóvar más
emotivo y sentimental, y para el que sólo hay cuatro personas que pueden
disponer de él «a cualquier hora del día y de la noche, en la salud y en la
enfermedad, en cualquier día de mi vida. Esas cuatro personas son, por orden
alfabético, Chavela Vargas, Pina Baush, Jeanne Moreau y Misha Barisnikov, además
de mi familia, claro», desvela.

EL BAILE DE LA ROSA

Pedro Almodóvar se apunta a la blogosfera «para dar fe de lo
que pasa en mi vida en los pocos ratos libres que tenga para escribir. Espero
seguir haciéndolo al menos hasta que termine el rodaje. Me servirá de desahogo,
y de futuro recuerdo”, explica, aclarando que empezará a rodar en primavera y
que la acción de «Los abrazos rotos” transcurre en el año 1994 y el 2008.

Pero no todo es trabajo. Pedro Almodóvar también tiene
tiempo para compromisos sociales como el tradicional Baile de la Rosa de Mónaco,
que en este 2008 tiene como tema la movida madrileña. Y, como «presunto
emperador de dicha movida”, se ha encargado de la invitación y de sugerir que
la parte musical corra a cargo de Fangoria y las Nancys Rubias. Entre las fotos
que incluye la bitácora están las de la sesión para las invitaciones al citado
evento, en la que participaron Bibiana Fernández, Alaska y su marido, Mario
Vaquerizo, y Almodóvar, «el único huérfano, en cuanto al look adecuado”. Y es
que, pasados los cincuenta y retirado de escenarios, pasarelas y cuartos traseros
de los bares, según reconoce, el creador se ha convertido en un caballero, «a
mi pesar. Algo dentro de mí me impide vestirme de mamarracha”, revela.