ENORME ESPECTACIÓN EN LA PRIMERA JORNADA DE RODAJE DE LA NUEVA PELÍCULA DEL DIRECTOR MANCHEGO

A la habitual expectación que despierta cada vez que el realizador manchego se embarca en un nuevo proyecto se suma que esta adaptación de la novela «Tarántula”, del fallecido escritor francés Thierry Jonquet, marca además su reencuentro con uno de sus actores fetiches, Antonio Banderas, 21 años después de «Átame» y 22 después de «Mujeres al borde de un ataque de nervios», y cuando las carreras de ambos ha alcanzado reconocimiento universal.
Pedro Almodóvar, que obtuvo el Oscar al mejor guión por «Hable con ella», se enfrenta por primera vez al terror psicológico, género inédito en su filmografía, «pero sin gritos ni sustos”, como ha precisado él mismo. La novela «Tarántula» de Thierry Jonquet se publicó en 1984 y relata cómo a partir de la muerte de su mujer en un accidente automovilístico, un eminente cirujano plástico -el doctor Ledgard que encarna Banderas- se interesa por la creación de una nueva piel con la que hubiera podido salvarla. Tras doce años de investigación conseguirá cultivar esta piel en su laboratorio, aprovechando los avances de la terapia celular, para lo que no dudará en traspasar una puerta hasta ahora terminantemente vedada: la transgénesis con seres humanos. Sin embargo, ese no será el único delito que cometerá el médico, según la intrigante trama de la obra del escritor francés, fallecido el año pasado a los 55 años.
Elena Anaya -en un papel que se concibió originalmente para Penélope Cruz- y Marisa Paredes comparten protagonismo con Antonio Banderas. El reparto se completa con un reamillete de secundarios de lujo en el que figuran Jan Cornet, Roberto Álamo, Blanca Suárez, Eduard Fernández, José Luis Gómez, Bárbara Lennie, Susi Sánchez, Fernando Cayo y Teresa Manresa.
Este primer día de rodaje ha congregado en las calles de Santiago de Compostela a decenas de espontáneos, que han reconocido estar sorprendidos y emocionados por descubrir los entresijos de una grabación cinematográfica. Pasadas las 10.35 horas de la mañana, Almodóvar ha salido del instituto San Clemente, en el casco histórico de Compostela, y se dirigió hacia el set preparado para grabar una escena exterior con la actriz valenciana Susi Sánchez. Ataviada con un vestido violeta oscuro y negro confeccionado por la diseñadora belga Diane Von Furstenberger, la intérprete valenciana escuchó atentamente las directrices de Almodóvar y el equipo cinematográfico ordenó el comienzo de la filmación con los gritos de «cámara, figuración, acción».