CON PENÉLOPE CRUZ Y LLUIS HOMAR COMO PROTAGONISTAS, EL DIRECTOR LA DEFINE COMO SU PELÍCULA MÁS LARGA Y CARA

Para Pedro Almodóvar, la mayor dificultad de este nuevo proyecto, que ha presentado este viernes en Madrid en rueda de prensa, reside en que tiene 80 secuencias más que «Volver”, lo que supondrá 45 minutos más de metraje. La segunda mitad del filme, el más largo y caro de toda su cinematografía según ha dicho, tendrá «auténticos» diálogos y monólogos, algo que, aseguró, le proporcionará «muchos placeres».

«Aunque el público siempre se lleva sorpresas, no quiero desvelar muchas cosas para que disfrute más», ha dicho el director y guionista, que sólo ha confirmado que «Los abrazos rotos” participa de varios géneros, que se desarrolla en dos épocas -mediados de los 90 y en la actualidad- y sus cuatro protagonistas -encarnados por Lluís Homar, Penélope Cruz, Blanca Portillo y José Luis Gómez- se mueven en el mundo de los negocios, que tiene más presencia, y en el mundo del cine, que está más de telón de fondo. La película cuenta también con las presencias de Ángela Molina, Carmen Machi, Lola Dueñas, Chus Lampreave y Rossy de Palma.

”Es una historia muy novelesca -el guión en estos momentos tiene 190 páginas-. Es una celebración de la ficción porque a los personajes les pasan muchas cosas, sufren mucho, hacen muchas barbaridades y también cosas heroicas».

La película iniciará su rodaje en Lanzarote, donde el equipo estará tres semanas, y después viajará a Madrid. «Fundamentalmente es una gran historia de «amour fou» entre los personajes que interpretarán Homar, Cruz, Portillo y Gómez. En la parte que sucede en los noventa predomina el drama, y en la actualidad hay una parte de thriller, todo ello con elementos de comedia. Es un drama con tintes muy negros», aclara Almodóvar.

MALA ACTRIZ

Penélope interpreta a una actriz que se presenta a diferentes castings hasta que por fin es elegida para participar en un filme, Sus problemas personales le traicionan y tiene que hacer una mala interpretación ante la cámara. «Penélope tiene que estar muy mal como actriz, además de explosiva y brillante. Tiene que hacer algo patético», asegura Almodóvar, a lo que la actriz aclara que supondrá «una dificultad» añadida a su personaje. «Es difícil hacer una escena a propósito mal, estar patética sin pasarte», ha dicho Penélope Cruz, que por cuarta vez trabaja a las órdenes de Almodóvar, «una prioridad» en su carrera. «El talento, la inteligencia, la chispa y el sentido del humor de Pedro es contagioso», agrega.

Blanca Portillo, por su parte, será una «madre soltera militante», en palabras de Almodóvar, añadiendo que su personaje tiene dos elementos: «una generosidad sin límites y una inevitable culpabilidad». «Es un personaje olla exprés», asegura la actriz, sobre una mujer «que lleva un caparazón, está muy cerrado, con una enorme culpa dentro que le hará estallar. También tiene un lado generoso y bello con el personaje de Homar», subraya la actriz.

Lluis Homar por su parte es un escritor y guionista que en la segunda mitad del filme, a causa de un accidente, se queda ciego. «Es un hombre que hace un recorrido hacia la luz, también lo hacen el resto de los personajes, pero cada uno lo hace a su manera. Él vive un momento traumático cuando no puede ver, y hace de esa época un misterio, lo guarda. A través de su capacidad para fabular historias, pasa su tiempo de oscuridad, porque ese talento que tiene no es por lo que ve sino por lo que imagina», explica el actor, que lleva tres meses trabajando con personal de la ONCE para preparar su personaje.